Mujer trasladando a un niño al interior de la casa

Cada año, los EE. UU. experimentan más de 100.000 tormentas eléctricas y, si bien la mayor amenaza se extiende desde Minnesota hasta Texas, cada estado puede estar en riesgo con poca o ninguna advertencia.

Para protegerte a ti mismo, a tu familia y a tu hogar de los peligros de una tormenta eléctrica, considera estos consejos de seguridad:

Consejos de seguridad si estás en interiores

Estar en interiores no te protege automáticamente de los rayos. Estos son algunos consejos para mantenerte seguro y reducir el riesgo de ser golpeado por un rayo mientras estás en el interior.

  • Evita el contacto con el agua durante una tormenta eléctrica. NO te bañes, duches, laves los platos ni tengas ningún otro contacto con el agua durante una tormenta eléctrica. Los rayos pueden viajar a través del sistema de plomería.
  • Evita el uso de equipos electrónicos de todo tipo. Los rayos pueden viajar a través de sistemas eléctricos y sistemas de recepción de radio y televisión.
  • Evita usar teléfonos con cable. Los teléfonos con cable NO son seguros para usar durante una tormenta eléctrica. Sin embargo, los teléfonos inalámbricos o celulares son seguros para usar durante una tormenta.
  • Evita pisos y paredes de concreto. NO te acuestes sobre pisos de concreto durante una tormenta eléctrica. Además, evita apoyarte sobre paredes de concreto. Los rayos pueden viajar a través de cualquier alambre o barra de metal en paredes o pisos de concreto.
  • Mantente alejado de ventanas, tragaluces y puertas.
  • Si cuentas con una advertencia previa de una tormenta, considera apagar los disyuntores para evitar sobretensiones de energía que puedan ocurrir por un rayo.
  • Monitorea las noticias locales o la radio meteorológica de la NOAA para ver si hay alertas o advertencias de emergencia

Consejos de seguridad si estás al aire libre

  • Busca refugio cuando veas nubes negras o rayos, u oigas truenos.
  • Si quedas atrapado en un área sin refugio, evita recostarse en el suelo. Agáchate en una posición similar a una pelota con la cabeza metida y las manos sobre las orejas mientras minimizas el contacto con el suelo.
  • Evita las áreas elevadas, como colinas o picos, y nunca te refugies debajo de un árbol aislado.
  • Bájate de bicicletas, motocicletas, scooters u otros vehículos pequeños.
  • Si estás en el agua, dirígete a la costa de inmediato y evita los objetos metálicos. El agua y el metal pueden transmitir corriente eléctrica.
  • Si estás entre un grupo de personas, dispérsate.
  • Ten cuidado con las líneas de energía eléctrica o de servicios públicos caídas que podrían lesionarte a ti o a otras personas

Por último, no olvides la regla 30-30 para determinar la amenaza de rayos. Cuenta los segundos entre ver la luz y escuchar truenos. Si este tiempo es inferior a 30 segundos, el rayo está lo suficientemente cerca como para ser una amenaza.

Busca otras formas de proteger a tu familia al hacer más resiliente tu hogar contra las condiciones climáticas extremas al visitar el sitio web del Instituto para la seguridad de negocios y viviendas en disastersafety.org.

RECURSOS RELACIONADOS

Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA)  |  Instituto para la Seguridad de Negocios y Viviendas (IBHS)  |  Cruz Roja Americana  | Servicio Meteorológico Nacional

[1] Fuente: Servicio Meteorológico Nacional, https://www.weather.gov/safety/lightning

¿Necesitas presentar un reclamo? Visita nuestro centro de reclamos o llama al 1-800-421-3535.

Nationwide ofrece esta información para que tomes decisiones que te permitan mitigar tu riesgo. Por supuesto, no podemos abarcar todos los riesgos posibles ni garantizar que estos consejos te sirvan. Sin embargo, esperamos que consideres cuáles pueden ayudarte para proteger a tu familia y a ti mismo.