pareja hablando junto a la chimenea

Rayos. Truenos. Tal vez un estruendo que sacude las ventanas. Y después... oscuridad.

Los cortes de energía eléctrica por rayos pueden ser localizados y ocurrir solo en tu casa o, en los casos más graves, en toda la ciudad. Pero los rayos no son los únicos causantes de los cortes de energía eléctrica. Los errores humanos y las fallas tecnológicas también han provocado interrupciones en el suministro eléctrico de millones de personas.

Un corte de energía eléctrica prolongado que afecta a tu vivienda también puede poner en peligro la seguridad de tu familia o dañar tu propiedad. Y, dado que el impacto de un apagón es mayor durante el invierno, es fundamental estar preparado para un corte de energía eléctrica y saber qué hacer hasta que se restablezca el servicio.

Cómo prepararse para un corte de energía eléctrica

  • Ten linternas y baterías nuevas de sobra a mano.
  • Guarda prendas y mantas adicionales para cuando no haya electricidad ni calefacción.
  • Almacena alimentos y agua adicionales. Conserva un abrelatas manual y comida que no sea necesario cocinar, a menos que tengas otra opción para cocinar, como una parrilla de gas propano o una hornilla de campamento con combustible suficiente.
  • Ten un suministro de medicamentos recetados para al menos una semana.
  • Ten un kit de primeros auxilios, una lista de números de teléfono de emergencia y un teléfono móvil cargado. Si tienes teléfono fijo, procura que sea uno con cable: los teléfonos inalámbricos no funcionan si no hay energía eléctrica.
  • Llena el tanque de combustible del auto y ten dinero a mano, ya que las gasolineras y los bancos podrían estar fuera de servicio.
  • Invierte en un protector contra sobrevoltaje para tus equipos electrónicos.
  • Realiza copias de seguridad de archivos informáticos importantes con regularidad.
  • Ten una o más neveras portátiles para alimentos perecederos en caso de apagones prolongados.
  • Si tienes espacio, llena jarras de agua hasta una pulgada de la parte superior y colócalas en el congelador. Si se corta la electricidad, las jarras congeladas retrasarán la pérdida de frío del congelador.
  • Consigue cartas y juegos de mesa. Jugar ayudará a pasar el tiempo y evitará que se preocupen por la situación.

Cómo sobrellevar un corte de energía eléctrica

Apenas se corta la luz:

  • Desconecta el televisor, la computadora y otros equipos electrónicos para protegerlos de los picos de tensión.
  • Entrega a cada miembro de la familia una linterna para usar al ir al baño o recorrer la casa.
  • Ten una radio a batería o de recarga manual para recibir alertas meteorológicas e instrucciones sobre el desastre, y también para escuchar música y entretenerte para levantar el ánimo.
  • Usa el agua con moderación. Por ejemplo, tira la cadena con agua que haya quedado después de cocinar o lavar.
  • Come y bebe con regularidad para mantenerte hidratado y ayudar a regular tu temperatura corporal.
  • Recorre los alrededores de tu casa para ver si hay algún cable eléctrico caído.
  • Si ves chispas, escuchas un chisporroteo o hay una línea caída que se mueve, informa a la compañía de electricidad y mantente alejado.
  • No hagas funcionar un generador dentro de tu hogar. Produce emisiones fatales de monóxido de carbono.
  • Deja una luz encendida para saber cuando vuelva la electricidad.
  • Mantén el refrigerador y el congelador cerrados. Un congelador medio lleno aguantará hasta 24 horas, y uno totalmente lleno, 48 horas.
  • Todos deben dormir en la misma habitación para que los niños no se asusten ni se sientan desorientados si se despiertan en la oscuridad.
  • Durante un apagón en invierno, guarda la leche u otros alimentos perecederos en una nevera portátil en la terraza, el porche o el garaje.
  • Si usas un generador de gas o una cocina de queroseno o gas, abre una ventana unas pulgadas para que la casa esté ventilada.
  • Cubre las ventanas con orientación norte con plástico grueso. Por lo general, el aire del ártico viene del norte y el este.
  • Coloca sábanas, toallas o cojines para puertas en la parte de abajo de puertas o ventanas que no cierran bien para que no entre el aire helado.
  • Echa un vistazo a nuestras actividades sugeridas para mantenerte tranquilo y entretenido hasta que vuelva la electricidad.

Después del corte de energía eléctrica

  • Una vez que haya vuelto la electricidad, asegúrate de verificar los artículos congelados y refrigerados con un termómetro a fin de comprobar si todavía se pueden consumir.
  • Verifica que el servicio de energía haya sido totalmente restablecido antes de enchufar los equipos electrónicos.
  • Si crees que tu casa o tus pertenencias se dañaron por un apagón, documenta todo para tu posible reclamo y comunícate con tu agente o compañía de seguros.

Obtén más información sobre cómo prepararte para fenómenos adversos de gran escala en nuestro Centro de recursos para catástrofes.


RECURSOS RELACIONADOS

Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA)  |  Instituto para la Seguridad de Negocios y Viviendas (IBHS)  |  Cruz Roja Americana  | Servicio Meteorológico Nacional

Clipboard-outline
¿Necesitas presentar un reclamo? Visita nuestro centro de reclamos o llama al 1-800-421-3535.

Nationwide ofrece esta información para que tomes decisiones que te permitan mitigar tu riesgo. Por supuesto, no podemos abarcar todos los riesgos posibles ni garantizar que estos consejos te sirvan. Sin embargo, esperamos que consideres cuáles pueden ayudarte para proteger a tu familia y a ti mismo.