Qué hacer si te quedas sin gasolina

Es una de las cosas más frustrantes que le pueden suceder al propietario de un auto, y una de las formas más comunes de hurto en los EE. UU. Se trata del robo del contenido del interior de un auto mediante la ruptura de las ventanillas. Ni siquiera te roban todo el auto, sino los objetos de valor que hay dentro, que luego tienes que esforzarte por reemplazar y, al mismo tiempo, enfrentar el proceso arduo y costoso de reparación de tu auto.

Si bien no existe una manera de impedir totalmente este tipo de robos, hay algunas medidas de sentido común que puedes tomar para que tu vehículo sea un blanco menos atractivo. Por sobre todo, estos ladrones buscan oportunidades. Hazlos “trabajar” por su premio robado y es muy probable que lo dejen y pasen a un blanco más fácil.

La prevención de robos comienza antes de bajar de tu vehículo

Los ladrones “relámpago”, por lo general, no son criminales brillantes que diseñan planes ingeniosos para arrebatarte tus pertenencias. La mayoría son oportunistas casuales. Ven algo que les gusta, así que fuerzan su ingreso y lo toman. De manera que, antes de bajarte, verifica que no quede ningún objeto de valor a la vista. Nunca dejes estas cosas sobre los asientos, tablero o piso:

  • Teléfono 
  • Bolso o billetera 
  • Laptop (o su estuche)
  • Un maletín o mochila 
  • Bolsas de compras 
  • Un reproductor de MP3 u otros dispositivos electrónicos pequeños 
  • CD si todavía los usas
  • Efectivo, sí, incluso cambio suelto/monedas
  • Tus llaves, ¡algo que efectivamente sucede!

Los robos del interior de los autos suceden en lugares fuera de la vista

La mayoría de los ladrones trabajan solos. Lo último que quieren es una multitud de espectadores con celulares y gas pimienta listos para usarlos. Así que trata de tener tu auto en lugares muy visibles:

  • Estaciona cerca de otras personas. Busca estacionamientos en los que haya muchos peatones y tránsito vehicular. 
  • Si estarás lejos de tu auto cuando se haga de noche, estaciona en un área bien iluminada o cerca de un poste de luz. 
  • Escoge un estacionamiento con encargado, en vez de uno desatendido.

Toma medidas antirrobo que desalienten a los ladrones

Los ladrones también son perezosos. Quienes roban el contenido del interior de un auto, por lo general, no esperan encontrarse con grandes recompensas. Lo que este tipo de ladrones quiere es un poco de emoción rápida, o quizás una pequeña ganancia extra, por el menor esfuerzo posible. Al hacer de tu auto un blanco más difícil para estas personas, será también menos atractivo. De modo que:

  • Cierra siempre con llave las puertas y sube los vidrios de las ventanas cada vez que estaciones. 
  • Activa, si lo tienes, tu sistema de seguridad. 
  • Considera polarizar los vidrios (si lo permiten las leyes locales), ya que esto convierte a tu auto en un blanco más difícil. 
  • Usa complementos, como trabas para volantes, para proteger tu auto y alertar a los ladrones de que tomaste medidas de seguridad extras.
  • No uses la consola o la guantera como caja fuerte móvil. Eso también es obvio para los ladrones.
  • No les entregues las llaves

De nuevo: por lo general, los ladrones que rompen autos para robar lo que hay en el interior no se llevan el vehículo. No obstante, siempre existe la posibilidad de que haya una llave en el tablero o en el arranque que tiente a los más osados a robar el auto directamente. Además, recuerda que si tienes un escondite excelente para la llave, por ejemplo, debajo del guardafangos o tras la visera, probablemente el ladrón ya lo haya pensado también. De modo que si estás lejos de tu auto, mantén las llaves alejadas de él también. Preferentemente, contigo.

Presta atención a quienes vigilan

Si bien la cajuela es mejor que el asiento del pasajero para guardar bolsas de compras y laptops, a menudo el ladrón experimentado acechará el estacionamiento y te verá cuando transfieras tus cosas allí. Así que, incluso antes de pensar dónde dejarás tu auto sin supervisión, deposita tus objetos de valor en la cajuela o donde no sean visibles.

Presta atención a señales de ladrones de autos

¿Ves algo sospechoso? Confía en tus instintos y no estaciones allí. Y nunca confrontes a alguien tú solo. Si estás preocupado, informa de tus sospechas al encargado o a la policía.

Aprende cómo prevenir los robos de autos

Repetimos, por lo general el robo depende de la oportunidad. Si alguien rompe tu auto y se da cuenta de que tiene la oportunidad de llevárselo junto con tus objetos de valor, tu pérdida será mucho más grande. Estas son cinco cosas que siempre debes hacer para protegerte del robo de tu auto:

  1. Siempre traba las puertas de tu vehículo (aun cuando estás conduciendo)
  2. Si estacionas, cierra las ventanillas, incluido el techo corredizo
  3. Procura saber dónde vas y arma rutas que eviten zonas inseguras siempre que puedas
  4. Estaciona en zonas bien iluminadas
  5. Nunca dejes el auto en marcha solo

Conoce hoy mismo cómo Nationwide puede ayudarte a proteger tu auto con una cobertura de seguro de auto.

Los términos, definiciones y explicaciones de seguro son solo con fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones e información en los contratos individuales, pólizas de seguro o páginas de declaración que las controlan. Dichos términos pueden variar dependiendo del estado y pueden aplicarse exclusiones.