Auto negro de una compañía estacionado fuera de una casa

Si te has aferrado a un determinado auto, SUV, coche de cinco puertas o camión de los años ochenta o noventa, es posible que quieras conservarlo, además de consultar la Guía de Valores de Autos Clásicos de Hagerty para saber si se ha convertido en un vehículo de colección. Diversos vehículos de edición especial y modelos populares fabricados en estas décadas se han convertido en vehículos de colección, o lo harán pronto.

Básicamente, un auto de gran caballaje tiene una carrocería liviana y un motor grande. Durante mucho tiempo, se ha considerado que los autos de colección eran principalmente los primeros modelos de determinados vehículos con un valor histórico y estético, como el Ford modelo A de los años treinta o un auto de gran caballaje restaurado de los años sesenta. Pero últimamente el coleccionismo de autos aumentó significativamente, y los coleccionistas están buscando modelos más nuevos. 

Es casi imposible imaginar cómo se vería la cultura automotriz estadounidense sin el auto de gran caballaje. Más de medio siglo después de que se presentara el primero en una sala de exposición y venta, la popularidad de estos llamativos autos de alta potencia está tomando impulso nuevamente.

Desde la presentación del primer auto de gran caballaje en 1949, los conductores han sentido fascinación por la capacidad de concentrar mayor potencia y velocidad en sus autos. El Oldsmobile Rocket 88 revolucionó el mundo cuando introdujo un motor V8 en una carrocería diseñada para un motor de seis cilindros.

“Si observas lo que sucedía en nuestro país en ese entonces, tiene sentido”, afirma Tim Marinos, restaurador de autos y propietario de Vintage Autocraft en Lebanon, Tennessee. “Todo esto se originó a partir de la época de la [Segunda Guerra Mundial]. Había mejor tecnología, y estábamos conociendo más acerca de lo que eran capaces los autos. Teníamos acceso a mayor potencia”. 

El mayor interés en los autos de colección se debe en parte a que hay cada vez más fanáticos de los autos que se vuelven coleccionistas. Al mismo tiempo, los inversionistas compran autos de colección porque tienen el potencial de aumentar su valor. 

¿El auto de tus sueños de cuando eras adolescente es un clásico emergente?

En los últimos años, se ha observado un interés creciente por los autos de gran caballaje. Marinos atribuye parte de esa popularidad al hecho de que los adultos tienden a sentirse atraídos por los autos que estaban de moda cuando iban a la escuela secundaria.

“Se encuentran en un momento en el que pueden comprar los autos que no podían permitirse en su juventud, los autos que estaban de moda mientras ellos crecían”, declara Marinos.

Marinos, que es propietario de un Pontiac Firebird Trans Am 1969, conoce de primera mano la alegría de tener un auto de gran caballaje completamente restaurado. Afirma que aquellos que se conservan en buenas condiciones aún se venden a un precio elevado, mientras que otros que no recibieron el mismo cuidado, con frecuencia, se restauran para hacer realidad ese sueño de la adolescencia.

“Los autos que conservarán su valor son aquellos de alta gama”, dice Marinos. “El precio de los Ferrari se ha disparado en los últimos años, por lo que se sabe que también mantendrán su valor de reventa. Sin embargo, los Z-28, los Chevelle y autos similares, continuarán siendo populares para las personas que crecieron en esa época. Esa es la razón por la que el valor aumenta hoy en día”. 

La nostalgia es un factor importante para convertir algunos autos de los años ochenta y noventa en autos de colección. Cualquiera que haya crecido es esta época, generalmente, conocerá estos autos y tendrá una conexión emocional con ellos, sin importar su capacidad de rendimiento. Comprar un modelo que ahora es clásico del primer auto que condujiste o tuviste puede hacer que algunos autos buscados se conviertan en autos de colección.

La coupé que tenías en la universidad ahora podría ser elegible para la cobertura para auto clásico. Si estás pensando en volver a comprar el auto de tus sueños, consulta con tu agente. Si planeas usar el auto esporádicamente, guardarlo en un lugar seguro y tener un conductor diario principal, podemos asegurar el antiguo auto de tus sueños como un clásico moderno.

Autos que se volvieron clásicos

Aquí te mostramos algunos autos más nuevos de esa época que son considerados autos de colección:

  • El Ford Mustang GT de principios a mediados de la década de los ochenta no tiene el caballaje de su versión original de los sesenta, pero para un adolescente de esa época, este auto deportivo era divertido para conducir y mucho más potente que muchos otros autos de la década de los ochenta.
  • El Ford Bronco era un amado vehículo utilitario deportivo antes de que el término “SUV” se popularizara. La fortaleza nostálgica del Bronco, junto con el hecho de que alguna vez fue el único vehículo pequeño de cuatro ruedas con un motor V8, lo volvieron popular entre los fanáticos de los autos de ayer y los coleccionistas de hoy.
  • El Chevrolet Camaro fue otro ícono popular de esa época. El fabricante ofreció diversos paquetes especiales de fábrica y mejoras no originales, mientras que la disponibilidad del equipo podía variar según la región, factor que contribuyó para que algunos modelos se conviertan en autos de colección.

Ediciones limitadas

Algunos fanáticos de los autos dicen que un inventario pequeño también puede garantizar que un auto se convierta en un auto de colección. Con frecuencia, los coleccionistas buscan modelos lanzados en ediciones limitadas por los fabricantes. La peculiaridad de algunos modelos, especialmente con las marcas de autos de alto rendimiento, elevó los precios de determinados autos más allá de su costo original.

La innovación es otro motivo por el que un auto más nuevo puede convertirse en un auto de colección. Un auto revolucionario, como la primera generación de un vehículo híbrido pionero, puede aumentar significativamente el valor con el tiempo.  

En el caso de los fabricantes de autos que dejaron de existir, como Oldsmobile y Saab, los modelos de su último año de producción pueden volverse valiosos para los fanáticos de esas marcas. Para los coleccionistas de autos, es como tener una parte de la historia y la notoriedad, al igual que el DeLorean y su gran salto como auto de colección cuando se dejó de fabricar.

Independientemente del auto clásico actual o futuro que tengas, es fundamental que protejas totalmente tu inversión con el seguro adecuado. Descubre cómo el seguro de autos clásicos y antiguos de Nationwide puede ofrecer protección adaptada a tus nuevas necesidades de un vehículo clásico.

Los términos, definiciones y explicaciones de seguro son solo con fines informativos y de ninguna manera reemplazan o modifican las definiciones e información en los contratos individuales, pólizas de seguro o páginas de declaración que las controlan. Dichos términos pueden variar dependiendo del estado y pueden aplicarse exclusiones.