Tasación de seguro de propiedad comercial

¿Tienes un seguro de propiedad comercial a la altura de tu negocio?

aspectos básicos de la tasación de la propiedad comercialSi tu compañía es como muchas empresas pequeñas y medianas, es muy probable que tu negocio haya cambiado desde que compraste tu primera póliza de seguro de propiedad comercial . Tal vez hayas ampliado tu espacio. Quizás te hayas mudado o hayas abierto una sucursal.

En cualquiera de esos casos, o incluso si has mantenido el mismo espacio durante una cierta cantidad de años, es una buena idea hacer evaluar tu propiedad para que tu seguro se base en una tasación precisa.

Tasación de la propiedad: aspectos básicos

Se considera propiedad a todo lo que tiene valor y que entra dentro de las siguientes categorías:

La mayoría de las compañías de seguro de propiedad comercial usan dos métodos diferentes para determinar el valor de la propiedad:

Al determinar el valor de los bienes raíces que conforman tu compañía, es posible que quieras asegurarlos por el valor fiscal o de mercado. Sin embargo, sería conveniente que consideraras la posibilidad de asegurar dichos bienes raíces por el valor de reposición, ya que los costos de reposición han subido en todo el país aunque los valores de mercado hayan bajado.

Además, muchos expertos en negocios coinciden en que contratar el seguro teniendo en cuenta el costo de reposición es mejor que contratarlo teniendo en cuenta el valor real en efectivo, aunque el primero sea un poco más alto. Los ahorros iniciales que pudieras tener al principio por una prima más baja, incluso durante un período de 10 años, podrían ser insignificantes ante una pérdida importante y una costosa reconstrucción para que la propiedad vuelva a su estado original. Debes decidir si puedes afrontar ese riesgo.

Cómo determinar el valor de tu propiedad

Determinar el valor de tu propiedad comercial para la póliza de dueños de negocios no es difícil pero requiere un poco de tiempo y esfuerzo. Si has llevado un buen registro, es decir, si tienes los comprobantes y el control de los gastos, deberías calcular el valor de reposición de los muebles de tu oficina, del equipo y de otros dispositivos tecnológicos.

Lleva un inventario de tus existencias y calcula el valor promedio de ellas en una semana cualquiera. Si tienes objetos antiguos, obras de arte valiosas u otros artículos difíciles de reponer, solicita que te los evalúen e incluye el total en tu tasación.

Una manera de determinar esa cifra es llamar a un contratista local y solicitarle un presupuesto de la reposición total del edificio. Otra manera es contactar a un agente de Nationwide quien puede proporcionarte una avanzada herramienta de cálculo.

Otras consideraciones para la tasación

Si bien algunas aseguradoras te podrían permitir que asegures por un porcentaje menor al 100% del costo de reposición, esa opción podría no ser la mejor idea. Según la póliza para dueños de negocios y de la compañía de seguros que tengas, podrías tener una cláusula de multa de coseguro. De ser así, tendrás que pagar una multa si pasas una tasación de seguro inferior a la real o aseguras por menos del 100% del valor de reposición.

Por ejemplo, si tu edificio está tasado en $300,000 y tienes un valor de coseguro del 90%, estás asegurado por 90% del valor de reposición del edificio ($270,000). Si tu edificio es asegurado por la mitad de la cantidad del coseguro ($135,000), recibirás un reembolso por solo la mitad de la pérdida. De manera que si tuvieras una pérdida de $50,000, recibirías solo $25,000.

Consulta sobre tu cobertura en la fecha aniversario de tu póliza y haz los cambios correspondientes para asegurarte de tener los niveles de cobertura adecuados.

Además del seguro básico de propiedad comercial, te convendría considerar la posibilidad de incorporar un endoso de ordenanza o ley para edificios. En el caso de una pérdida importante, se te pagará por el costo de reparación o reposición de la propiedad dañada o destruida para satisfacer los niveles vigentes de los códigos y las ordenanzas locales de construcción, lo que puede haber cambiado desde la construcción de tu edificio.

Finalmente, si sacas el mayor provecho a tus ganancias durante una temporada específica, tal como un puesto de flores durante el Día de San Valentín o un puesto de yogur congelado en verano, te convendría incorporar un endoso de temporada pico. Esto podrá ofrecerte una protección adicional en el caso de que tu negocio sufra una pérdida importante durante tu temporada específica.

Comparte