Cómo viajar con poco dinero

Cómo vacacionar con un presupuesto limitado sin sacrificar la diversión

Vacaciones con un presupuesto limitado

Viajar es una actividad relajante y enriquecedora. Te permite escaparte de la rutina cotidiana y conocer nuevos lugares.

No hay duda, sin embargo, de que ciertos destinos y tipos de viajes pueden ser más costosos que otros. Un bonito hotel o restaurante en una gran ciudad puede ser costoso; también es cierto que visitar ciertos hitos culturales e históricos puede ser una opción razonable para familiarizarse con un determinado destino.

Afortunadamente, existen muchas maneras de organizar un viaje económico que te garantice una experiencia plena. A continuación te damos algunos consejos para viajar con poco dinero sin sacrificar la diversión.

Elabora un presupuesto para tus vacaciones

Cuando organices tu presupuesto doméstico, aparta algo de dinero para unas vacaciones. No es necesario que apartes un monto como para pagar el viaje de tu vida, solo una cantidad que te permita escaparte a algún lugar agradable. Podrías intentar una especie de ahorro gradual, es decir, apartar algo de dinero cada vez que cobras tu salario y destinarlo a un fondo especial para vacaciones que te permita disfrutar de un viaje con toda la familia.

Crea tu propia calculadora de viaje

Una vez que empieces a considerar diferentes opciones, calcula cuánto te costará, aproximadamente, cada componente del viaje que programes. Entre dichos componentes se incluyen el transporte, el alojamiento, la comida, las atracciones y las actividades. Si el costo final de tu viaje es superior al presupuesto que habías destinado para tal fin, puedes cambiar tus planes. Evalúa en qué cosas puedes recortar un poco; por ejemplo, puedes optar por viajar en autobús en vez de alquilar un auto o reservar alojamiento en un hotel con menos servicios.

Si viajar en avión está dentro de tus planes y prefieres volar, contempla la posibilidad de viajar en aquellos días en los que las tarifas sean más bajas. Los boletos de vuelos que salen los días martes y miércoles suelen ser más económicos; además, los meses de pleno invierno o de principios de primavera son las épocas del año en las que más barato resulta viajar en avión.

Piensa en varias ideas para vacaciones

Tal vez necesites encontrar un equilibrio entre los lugares lejanos y exóticos y aquellos que están próximos a tu hogar y que son más económicos. Estas son algunas ideas para vacacionar sin gastar demasiado:

Existen algunas opciones baratas para viajar, independientemente del tipo de viaje que elijas.

Ahorra dinero eligiendo opciones más baratas

Alojamiento: si estás buscando maneras de ahorrar dinero en las vacaciones, comienza por el alojamiento. Acampar suele ser mucho más barato que hospedarse en un hotel, especialmente si tienes tu propio equipo o si puedes pedirlo prestado a tus amigos o parientes. Incluso si te hospedas en un hotel, hay maneras de ahorrar algo de dinero. Busca en diferentes sitios web para encontrar las mejores ofertas. También podrías considerar la posibilidad de hospedarte en un hotel que incluya desayuno u ofrezca la "hora feliz" de bebidas junto con entremeses, incluso si en un principio es más barato. Lo más probable es que, eventualmente, termines ahorrando por gastar menos en las comidas. Esto es especialmente evidente al viajar con niños

Alquilar apartamentos o casas vacacionales también puede ayudarte a ahorrar dinero. Si necesitas alquilar más de una habitación para tu familia o si tienes pensado viajar con amigos, rentar un apartamento o una casa es la solución perfecta para tener un lugar donde pasar el rato todos juntos, además de las camas adicionales. Con esta opción, también podrás cocinar tu propia comida en la cocina del lugar que alquiles, en lugar de verte obligado a comer en restaurantes. Si decides viajar con tu familia o tus amigos, también te sugerimos que hablen de dividir los gastos del alojamiento y la comida entre todos. ¿Vas a visitar un lugar en el que viven amigos? Habla con ellos para combinar una visita y pregúntales si puedes quedarte a dormir en su sofá o en algún colchón sobre el piso. Si en retribución le compras un obsequio a tu anfitrión o le invitas a comer, ambos saldrán ganando.

Busca ofertas: antes de viajar, busca ofertas en el destino elegido. Trata de encontrar cupones de descuento en los sitios web de viajes. Comprar con anticipación boletos para museos o atracciones turísticas, especialmente los de los parques temáticos, puede ayudarte a mantenerte dentro de tu presupuesto para vacaciones. En las grandes ciudades, es posible, a veces, comprar pases que te habilitan la entrada a varias de las principales atracciones turísticas. Es posible que los pases incluyan beneficios como acceso VIP, que te permitirá evitar las largas filas de ingreso, o servicios adicionales por los que deberías pagar de todas maneras, tales como el traslado en autobús de una atracción a otra.

Pases con reciprocidad o descuento: si tienes membresía en un determinado museo o zoológico, averigua si te sirve para usarla en el lugar al que viajarás. Muchos zoológicos y museos ofrecen reciprocidad, lo cual implica que te permiten entrar gratis cuando muestras tu tarjeta de membresía correspondiente a la sucursal de tu lugar de residencia. Lo mismo ocurre con las asociaciones de autos. En ocasiones ofrecen boletos con descuento o, si muestras tu tarjeta de membresía, te ofrecen un descuento en la atracción turística que estés visitando. En ocasiones, las bibliotecas tienen pases para museos que puedes usar. Si piensas viajar a un lugar cerca de tu casa, averigua en tu biblioteca local si puedes conseguir una credencial de biblioteca en el lugar al que irás.

Ahorrar lo más que puedas al momento de vacacionar implica que tendrás más dinero para invertir y gastar en otras prioridades financieras. Descubre cómo puede ayudarte un planificador financiero de Nationwide con tus inquietudes financieras.

Comparte