Viajar en familia

Planificar las vacaciones para toda la familia

planificación de vacaciones en familia

Ninguna otra cosa genera recuerdos de la infancia más vívidos que el tiempo pasado con los padres y los hermanos en unas vacaciones familiares. Este tiempo familiar, en que viajan todos juntos, tiene más importancia que cualquier juguete o regalo.

Entonces, al planificar unas vacaciones familiares, tiene sentido buscar unas que estén libres de tensiones y sean adecuadas para la edad. (Para obtener consejos sobre la parte libre de tensiones, visita nuestra página empacar poco). Si bien "menos es más" se aplica a cualquier tipo de viaje, The Family Travel Files ofrece consejos específicos para viajes familiares para seis grupos etarios diferentes.

Niños de seis semanas a cinco años

Nunca es demasiado temprano para comenzar a viajar con niños pequeños, siempre que los padres estén preparados para el ritmo lento y las siestas frecuentes. Antes de que emprendas el viaje:

Niños de 6 a 12 años

Las vacaciones familiares pueden crear recuerdos para toda la vida en los niños de este grupo etario. Incluso mejor, los niños en edad escolar aún dependen mucho de sus padres y todavía no han alcanzado las edades de rebeldía de la adolescencia.

Adolescentes (13-17)

Con niños de esta edad, es importante tener en cuenta que básicamente son adultos jóvenes y necesitan independencia.

Hijos adultos (mayores de 18)

Al igual que con los adolescentes, planificar un viaje en familia con miembros adultos requiere una buena comunicación. También incluye sensibilidad respecto a los intereses individuales, las diferencias en estilos de vida, los horarios laborales y los presupuestos. Los viajes con hijos adultos se realizan con mayor frecuencia para ocasiones especiales, celebraciones, bodas y viajes de estudio.

Multigeneracional

Combinar dos o más generaciones para un viaje puede ser tan desafiante como gratificante. Organiza tiempo con el grupo, pero permite eventos espontáneos como pescar con el abuelo o jugar a las cartas con los primos. Los viajes multigeneracionales normalmente se hacen para reuniones familiares, y deja que los abuelos malcríen a sus nietos.

Comparte