mujer trabajando en una oficina de clasificación de correo

Una situación de alteración o desastre puede golpear a cualquier empresa en cualquier momento. El desarrollo de un buen plan de continuidad comercial puede ayudarte a preparar y proteger tu empresa de eventos que podrían ocasionar contratiempos. Un buen plan puede ayudarte a continuar operando tu negocio en tiempos de incertidumbre y estar mejor preparado para manejar situaciones que ocurren como consecuencia de desastres naturales, pandemias, ataques de ciberseguridad y más. Continúa leyendo para conocer nuestros mejores consejos para proteger tu empresa y a tus empleados.

¿Qué es un plan de continuidad comercial?

En un plan de continuidad comercial se describen los desastres potenciales que podrían afectar a tu empresa y, luego, se detallan las medidas que los propietarios o empleados pueden tomar para superar los contratiempos y continuar obteniendo ingresos.

Cuando piensas en los diversos contratiempos que podrían afectar a tu empresa, puede resultar difícil; pero si te tomas el tiempo para crear un plan de continuidad, esto puede ayudarte a ti y a tu empresa a ser más resilientes.

¿Por qué necesitas un plan de continuidad comercial?

Un plan de continuidad comercial te preparará para los desastres que pueden afectar a tu empresa, y te permitirá mantener las funciones comerciales básicas. Sigue estos tres pasos para preparar tu empresa.

Paso 1: Revisa las metas y los objetivos establecidos para tu empresa y detalla las tareas más importantes.

Las tareas más importantes son acciones que se deben tomar para mantener tu negocio en funcionamiento, como realizar envíos programados, conservar archivos de clientes o mantener en funcionamiento las maquinarias necesarias.

Paso 2: Analiza todas las situaciones que podrían amenazar tus operaciones comerciales y tu capacidad para generar ingresos.

A continuación, incluimos una lista que puedes utilizar para comenzar:

  1. Desastres naturales
    • Terremotos
    • Tornados/vientos/huracanes
    • Inundación
    • Clima invernal extremo
    • Incendio forestal
  2. Pérdida de conexión a Internet/software/hardware
    • Ataque cibernético
    • Pérdida/vulneración de software
    • Pérdida de software
  3. Pandemias/epidemias/gripes
  4. Empleados clave
    • Pérdida/enfermedad de miembros clave del personal
  5. Seguridad en el lugar de trabajo
  6. Violencia en el lugar de trabajo
  7. Pérdida en instalaciones
    • Incendio de interior
    • Corte de energía eléctrica
    • Pérdida de servicios públicos (agua, gas, electricidad, etc.)
    • Pérdida del predio
  8. Interrupciones en la cadena de suministro
  9. Pérdida en lugares de trabajo remotos

Paso 3: Registra un plan e instrucciones para cada situación.

Plan de acción: piensa cómo evitarás el cierre de las operaciones más importantes de tu empresa o cómo reducirás el tiempo de inactividad de estas operaciones. Esto podría incluir instrucciones sobre cómo recuperar activos físicos o digitales, o cómo podrías modificar un presupuesto o el flujo de efectivo para mantenerte a flote.

Instrucciones de informe de incidentes: esto podría incluir servicios de emergencia como un departamento de bomberos local, o proveedores, compañías de servicios públicos, medios de comunicación locales y más.

Plan de comunicación: durante un desastre o la interrupción de los negocios, es importante conectarse con empleados, clientes, proveedores y vendedores. Piensa en cada situación posible y registre si te comunicarás con las partes interesadas clave de tu negocio, cómo lo harás y cuándo.

Tu plan de continuidad comercial también debe incluir información de contacto para empleados, vendedores y contratistas clave, y cualquier otro asociado interno o externo de tu empresa. Asegúrate de que sea posible acceder fácilmente a la información de contacto relevante en caso de que se produzca una emergencia o un desastre natural.

Recursos en línea

Creemos que la creación de un plan de continuidad es fundamental para tu empresa y, por eso, queremos ayudar a que sea lo más fácil posible para ti. A continuación, incluimos algunos de los mejores recursos en línea disponibles para ayudarte a crear tu propio plan de continuidad:

Queremos que sigas haciendo negocios

Una vez que hayas creado un plan de continuidad para tu empresa, te recomendamos que lo analices con tu agente de seguros o compañía aseguradora. Ellos pueden ayudarte a evaluar el riesgo y determinar opciones de cobertura adicionales que pueden ayudar a garantizar la continuidad de tu negocio en los próximos años. Comunícate con un agente de Nationwide u obtén una cotización de seguro de negocios hoy mismo.

La información contenida en este blog se obtuvo de fuentes que se consideran confiables y se ofrece con el fin de ayudar a los usuarios a abordar sus propias necesidades de prevención de riesgos y seguro. No se pretende ofrecer asesoramiento legal. Nationwide, sus afiliadas y sus empleados no garantizan una mejora en los resultados con base en la información aquí contenida y no asumen responsabilidad alguna en relación con la información o las sugerencias provistas. Las recomendaciones provistas son de naturaleza general, es posible que las circunstancias particulares no justifiquen o requieran la implementación de algunas o todas las recomendaciones. Nada de lo contenido en este folleto implica un otorgamiento de cobertura.