primer plano de una mano sobre una computadora portátil

Ante la pandemia de COVID-19, cada vez más clientes hacen compras en línea, ya que se sienten más cómodos haciendo compras en línea que en persona. EMarketer predice que en 2020 los estadounidenses adultos pasarán 24 minutos más por día en sus dispositivos móviles, y las ventas del tipo “haz clic y recoge”, en las que los clientes compran en línea y recogen sus artículos en la puerta de su casa, aumentarán un 60.4%. Se prevé que estos cambios en los hábitos de los consumidores permanecerán, incluso cuando regresemos a las condiciones anteriores a la pandemia.

La presencia en línea es cada vez más importante para mantener el éxito a largo plazo de una pequeña empresa. Mientras el mundo se prepara para un incremento de las compras en línea, sigue estos tres pasos para comenzar a crear tu sitio web y tu tienda en línea:

Determina los objetivos de tu sitio web y el comercio electrónico

Analiza las metas y los objetivos de tu empresa, o lo que deseas lograr con tu empresa. ¿Tus objetivos han cambiado en respuesta a las necesidades cambiantes del mercado? Piensa en cómo puedes usar un sitio web o una plataforma de comercio electrónico para alcanzar tus objetivos. Por ejemplo, puedes querer generar conciencia para tu compañía o generar ventas en línea. Puedes alinear los objetivos de tu empresa con las características de los sitios web.

Elige las características del sitio web

Recuerda que algunas características pueden costar más que otras. Aquí presentamos algunas funciones básicas que puedes querer tener en cuenta:

  • Un nombre de dominio personalizado, como yourbusiness.com (que normalmente tiene un costo), o un subdominio URL, como wordpress.yourbusiness.com (que normalmente es gratuito).
  • Una característica de blog o noticias te permite compartir actualizaciones o crear contenido en torno a tu empresa, tus productos o tus servicios.
  • Formularios, como diversos campos que los usuarios pueden utilizar para comunicarse con tu empresa, inscribirse para recibir un boletín, etc.
  • Un calendario te permitirá presentar clases o eventos.
  • Un sistema de gestión de contenidos (content management system, CMS) te permite crear y editar contenido en tu sitio web a través de una interfaz fácil de usar en lugar de un código.
  • Una búsqueda local les permite a los usuarios buscar contenido dentro de tu sitio web.
  • Los botones de intercambio social permiten que los usuarios compartan fácilmente contenido de las páginas de tu sitio web en sus plataformas de redes sociales.
  • El comercio electrónico te permite vender productos o servicios utilizando Internet.
  • Características de productos o servicios, como menús de comidas o bebidas, lista de productos a la venta o explicación de servicios disponibles.
  • Áreas del sitio protegidas con contraseña, como el inicio de sesión de cuenta de clientes.
  • Otras cosas que se deben tener en cuenta: compatibilidad con computadoras de escritorio y dispositivos móviles, capacidad para acceder a datos en tiempo real, optimización de búsqueda.

Decide quién creará tu sitio web

Tienes diversas opciones. Puedes contratar a alguien para que cree un sitio web para ti, utilizar un servicio de creación de sitios web o hacerlo tú mismo. Tu lista de necesidades y deseos de funcionalidades del sitio web te ayudará a seleccionar la opción adecuada para tu empresa.

Contratar a alguien para que diseñe y cree tu sitio web te permitirá tener tiempo para enfocarte en otras tareas, pero por lo general esta opción es costosa. Pide recomendaciones en tu red de propietarios de pequeñas empresas o de mentores sobre con quién deberías trabajar. También puedes usar sitios como freelancer.com o upwork.com, o hacer una búsqueda de un experto local en línea para encontrar a alguien que cree tu sitio web.

Los servicios de creación de sitios web son servicios en línea que brindan herramientas y plantillas de arrastrar y soltar, lo que permite que cualquier persona pueda crear fácilmente un sitio web sin importar su conocimiento de codificación. Algunos de estos servicios ofrecen servicios de alojamiento, comercio electrónico y URL todo en un solo lugar. Según PCMag, algunos de los mejores servicios de creación de sitios web son Duda, Wix y Gator.

Crear un sitio web tú mismo te brinda mayor flexibilidad en comparación con el uso de una herramienta de creación de sitios web, y también puede ser menos costoso que contratar a alguien para que cree un sitio web para ti. Comprarás tu propio dominio, obtendrás alojamiento para el sitio web e implementarás un sistema de gestión de contenidos (CMS). También puedes agregar una plataforma de comercio electrónico (más información sobre esto a continuación).

Para obtener información más detallada, consulta la guía fácil de seguir de Forbes sobre cómo crear sitios web para pequeñas empresas.

Desarrolla una estrategia de comercio electrónico para vender productos en línea

Al igual que sucede con los servicios de creación de sitios web, las plataformas de comercio electrónico permiten que cualquier persona pueda crear fácilmente una tienda en línea, sin importar su conocimiento técnico.

Piensa en las características que son más importantes para ti, como el costo, la compatibilidad con dispositivos móviles o la velocidad. Según The Balance Small Business, algunas de las mejores plataformas de comercio electrónico son Shopify, BigCommerce y Wix.

Si estás buscando un control más creativo y puedes o estás dispuesto a aprender cómo codificar, las extensiones de comercio electrónico podrían ser una buena opción. Las extensiones de comercio electrónico son plataformas de código abierto, totalmente personalizables, que te permiten adaptar una experiencia de venta en línea para tu empresa. Una de las más populares es WooCommerce.

Hay otros recursos para vender productos o servicios en línea. Si vendes productos físicos, puedes trabajar con sitios tales como Amazon, eBay o Etsy. Los restaurantes pueden vender y entregar comidas en línea usando servicios tales como DoorDash o Uber Eats. Los proveedores de servicios o propietarios de empresas que buscan una opción fácil pueden considerar la posibilidad de facturar a los clientes a través de servicios de pago en línea.

Los servicios de pago permiten recibir pagos de clientes en un entorno seguro en línea, como Apple Pay, PayPal y más. La mayoría de las opciones de servicios de pago y entrega de comidas del mercado cobran por sus servicios, de manera que asegúrate de revisar estos detalles antes de vender tus productos o servicios a través de sus sistemas.

Practica la ciberseguridad

Familiarízate con las leyes locales, estatales y federales sobre la venta de productos y servicios en línea. Cuando crees tu sitio web y tienda en línea, asegúrate siempre de crear entornos seguros para tu empresa y tus clientes.

Como propietario de una pequeña empresa, hay muchas cosas para tener en cuenta cuando comienzas. El Centro de soluciones comerciales de Nationwide puede brindarte consejos y herramientas para guiarte en el camino al éxito.

La información contenida en este blog se obtuvo de fuentes que se consideran confiables y se ofrece con el fin de ayudar a los usuarios a abordar sus propias necesidades de prevención de riesgos y seguro. No se pretende ofrecer asesoramiento legal. Nationwide, sus afiliadas y sus empleados no garantizan una mejora en los resultados con base en la información aquí contenida y no asumen responsabilidad alguna en relación con la información o las sugerencias provistas. Las recomendaciones provistas son de naturaleza general, es posible que las circunstancias particulares no justifiquen o requieran la implementación de algunas o todas las recomendaciones. Nada de lo contenido en este folleto implica un otorgamiento de cobertura.