En asociación con K&K Insurance, ofrecemos protección contra responsabilidad civil para programas y escuelas de artes marciales.

¿Por qué un seguro para artes marciales?

Kung Fu. Jiu Jitsu. Karate. Son solo algunas de las prácticas populares de artes marciales que les resulta útiles a niños y adultos para mejorar su estado físico, autodefensa e incluso la confianza en sí mismos. Mientras enseñas estas valiosas habilidades, es importante asegurarse de que tú y la escuela de artes marciales estén protegidos.

Si diriges una escuela o un programa de artes marciales, les enseñas a tus estudiantes habilidades fundamentales que podrían necesitar para defenderse. Pero si algo sale mal, ¿tienes el seguro para artes marciales adecuado para proteger tu negocio contra un golpe devastador?

Nuestro seguro especial de responsabilidad civil para escuelas y programas de artes marciales ofrece protección contra responsabilidad civil para instituciones que se especializan en la enseñanza de artes marciales.

¿De qué manera el seguro de responsabilidad para artes marciales protege tu negocio?

Protegeremos tu programa, a los empleados y a los voluntarios contra reclamos por lesiones corporales y daños a la propiedad que surjan a partir de accidentes que suceden durante tus operaciones.

Cubrimos varios otros aspectos de la responsabilidad civil, incluido tu predio, productos y publicidad. Además, no hay deducibles en los reclamos por responsabilidad civil.

Los productos están asegurados por Nationwide y sus subsidiarias en asociación con K&K Insurance, proveedor líder de servicios de seguro para deportes, recreación y entretenimiento.

Los beneficios y las características del producto varían según el programa. Todos los programas tienen actividades específicas elegibles, actividades no elegibles y exclusiones importantes.

Nationwide ofrece esta información para que tomes decisiones que te permitan reducir tu riesgo. Por supuesto, no podemos abordar todos los posibles riesgos, ni garantizar que estos consejos funcionarán para ti. Pero esperamos que los consideres, ya que podrían ayudarte a proteger a tu familia y a ti mismo.