Seguro para contratistas

Gestiona tus riesgos con un seguro para contratistas

seguro de contratistas

Los contratistas tienen un rol importante en la economía. Son responsables de construir y arreglar estructuras, junto con otras tareas que hacen que la vida continúe de forma ordenada. Es común verlos en nuestras casas, oficinas y en muchos lugares públicos que requieren mantenimiento y reparación regular.

Los contratistas tienen muchos beneficios, incluida la libertad de trabajar cuando quieran y en el tipo de proyectos que les interesa. También pueden elegir sus clientes.

Sin embargo, no tienen ciertas protecciones que los empleados de tiempo parcial y de tiempo completo contratados de forma tradicional reciben a través de sus empleadores. Esto incluye un seguro que los cubra a ellos -y a los subcontratistas que puedan contratar- en caso de daños o lesiones en una obra. La defensa en una demanda por daños a la propiedad, por ejemplo, puede llegar a costar cientos de miles de dólares o más, lo que hace quebrar a los contratistas.

La necesidad de un seguro para contratistas

Un seguro para contratistas puede proteger de los tipos de pérdidas que mencionamos arriba. Garantiza que haya dinero para pagar los gastos legales relacionados con la defensa en una demanda y puede ayudar con las multas financieras.

Los contratistas varían mucho en el tamaño de su negocio y el tipo de trabajo que realizan, lo que significa que enfrentan diferentes riesgos potenciales. Un plomero que trabaja solo necesita una cobertura diferente a la de un ingeniero o un constructor con varias personas a su cargo o que subcontrata a otras. Las necesidades de un electricista pueden ser diferentes a las necesidades de un empleado de limpieza.

Ya sea que estés pensado en ser contratista o si ya lo eres, es importante saber qué es lo apropiado para tu situación. Eso requiere tiempo e investigación, al igual que para cualquier pequeño empresario. Tener la cobertura apropiada eliminará una posible preocupación cuando comienzas un trabajo.

Estas son algunas cosas al tener en cuenta al buscar un seguro para contratistas.

  1. Tipo de trabajo del contratista

    Piensa detenidamente en el tipo de trabajo que realizas y los posibles riesgos. Querrás una cobertura que cubra las situaciones que probablemente encontrarás.

    Por ejemplo, los electricistas por lo general trabajan en situaciones que son más técnicamente sensibles y peligrosas que otros contratistas. Un error puede afectar el negocio de un cliente corporativo o el funcionamiento de un hogar. Además, los electricistas pueden trabajar con instalaciones y cargas eléctricas deficientes que pueden darle una descarga eléctrica o incluso algo peor. También trabajan en lugares reducidos y lugares altos. Pueden necesitar una cobertura que se centre en su profesión.

    Para dar otro ejemplo,  los contratistas que realizan excavaciones trabajan con maquinaria pesada y su trabajo puede llevarlos cerca de cables enterrados, líneas eléctricas y alcantarillas. Un mal movimiento o un plano inexacto puede causar un accidente. Los plomeros con frecuencia también tratan emergencias y trabajan con situaciones de inundaciones y líneas de gas peligrosas. Estos profesionales también necesitan pólizas que tengan en cuenta estas situaciones, que no son comunes en otras industrias, pero que ellos enfrentan con frecuencia.

  2. Tamaño de la compañía

    ¿Tienes un negocio más grande que depende de muchas personas? Si tu empresa contratista subcontrata a otras personas, eso puede afectar el monto en dólares de la cobertura de la póliza. Tienes que asegurarte de que todas las personas que subcontratas estén cubiertas por tu póliza.

  3. Área geográfica

    Las ubicaciones urbanas pueden tener un riesgo mayor de sufrir delitos a la propiedad, por eso, los contratistas en áreas urbana pueden  necesitar pólizas más altas que los contratistas en áreas suburbanas o rurales. Los climas más fríos o húmedos pueden presentar diferentes problemas que los climas más cálidos y secos, como por ejemplo, los problemas de la humedad que hacen que los materiales de construcción se deterioren.

  4. Una tendencia creciente

    Las comunicaciones en línea han hecho que los empleadores y los trabajadores independientes se encuentren mutuamente con mayor facilidad. El uso de contratistas solo aumentará en los próximos años y los más preparados verán que sus servicios tendrán una demanda constante.

    Lo último que quieren los profesionales independientes es tener que preocuparse por las consecuencias de un accidente o un evento desafortunado. Si eres un contratista o estás a punto de serlo, es una buena idea consultar a un profesional de seguros que pueda analizar los riesgos específicos y hacer recomendaciones sobre el tipo de cobertura que necesitas.

Nationwide tiene una amplia gama de soluciones comerciales para ayudar a los contratistas a encontrar un seguro para que ellos puedan centrar se en forjar una empresa exitosa.

Comparte