Consejos de seguridad para estufas de leña
Obtén una Cotización de seguro de vivienda

Llama al 1-877-On Your Side® (1-877-669-6877) a cualquier hora

Buscar un agente

Búsqueda avanzada Llama al 1-877-On Your Side®
(1-877-669-6877) a cualquier hora

Consejos de seguridad para prevenir incendios con estufas de leña

consejos de seguridad para estufas de leña

¿Las estufas de leña son seguras? Este artículo está diseñado para proporcionarte información básica sobre las seguridad de las estufas a leña e incluye consejos sobre instalación, ventilación, chimeneas, funcionamiento y mantenimiento. Si sigues estos procedimientos y métodos recomendados, puedes calefaccionar tu casa o negocio con leña de manera eficiente y segura.

Si los requisitos del código local o del fabricante de la estufa difieren de los que se detallan aquí debes seguir el más estricto de los dos conjuntos de requisitos. Si estás en duda, consulta con el departamento de bomberos local o el inspector de edificios.

Instalación segura de estufas a leña

Todos los hornos y estufas a leña en funcionamiento requieren distancias mínimas especificas o un espacio entre la parte superior, la base, los laterales, el frente y el fondo de la estufa y todos los materiales combustibles. El espacio insuficiente podría hacer que el calor producido por la estufa penetre cerca de materiales combustibles, lo que podría provocar un incendio.

Los espacios en la instalación pueden reducirse de 36 pulgadas o lo indicado por el fabricante con certificación UL a estas medidas inferiores si se instala un protector térmico a lo largo de la pared del material combustible.

Chimenea de la estufa de leña

La chimenea de una estufa de leña debe ser de mampostería o material con certificación UL, y haber sido construida en una fábrica. Nunca, bajo ninguna circunstancia, se puede usar una chimenea sin revestir, de ladrillo simple, para una estufa a leña. Las chimeneas de ladrillo simple son propensas a deteriorarse, lo que podría generar situaciones peligrosas.

Muchas viviendas más antiguas tienen chimeneas sin revestimiento, construidas con una pared doble de ladrillo. Estas chimeneas pueden usarse para una estufa a leña después de revisar cuidadosamente fisuras o ladrillos sueltos o faltantes. Las cubiertas de metal certificadas por Underwriters Laboratory pueden usarse como revestimientos de chimeneas si fueron diseñadas para tal fin.

Las chimeneas de metal, hechas de fábrica, nunca deben usarse con una estufa de carbón, ya que los gases corrosivos del conducto producidos por el fuego con carbón harán que la chimenea se deteriore más rápido. Las chimeneas de metal deberían desarmarse completamente después de un incendio y revisarse para ver si hay daños. La decoloración del exterior indica que posiblemente se dañó el material de aislamiento. Cualquier parte dudosa debería reemplazarse.

La estufa de leña nunca debe estar conectada a al conducto de un quemador de combustible. Los vapores letales sin quemar del quemador de combustible podrían dirigirse hacia la estufa y la habitación donde esta se encuentra.

Ventilación para tu estufa de leña

La ventilación de la estufa es la parte más importante del sistema de combustión a leña. 90% de todos los fuegos relacionados con estufas se originan dentro del sistema de ventilación. El sistema de ventilación no es una chimenea; consiste de tramos de conductos aislados de calibre 24 o de mayor espesor que conectan la estufa a una chimenea aprobada.

El conducto de ventilación debe ser lo más corto posible, que no tenga más de 2 codos de ángulo recto. Las secciones del conducto de la estufa deben ensamblarse con terminales conectores macho de las secciones orientadas hacia abajo y hacia la estufa. Las secciones del conducto deberían ajustarse con al menos 3 tornillos de lámina de metal u otros fijadores. Las juntas deben superponerse y tener orientación hacia arriba en tramos inclinados.

El espacio del conducto de la estufa es extremadamente importante. Nunca debe pasar por una pared interior, piso o techo. El conducto de la estufa nunca debe usarse para una chimenea porque los elementos se oxidarán. Siempre que sea posible, el conducto de la estufa aislado debe colocarse directamente dentro de una mampostería revestida o chimenea hecha de fábrica con certificación UL. Si el conducto debe pasar por una pared exterior para llegar a la chimenea, se debe mantener un espacio mínimo de 18 pulgadas de separación con todos los materiales combustibles. Consulta los códigos de incendios y usa guardacabos de metal diseñados para estos fines.

Operaciones y mantenimiento

Las estufas de leña tienen que usarse adecuadamente y necesitan mantenimiento regular, lo que incluye lo siguiente, entre otros:

Usa el combustible adecuado

Las maderas macizas, como arce, haya, fresno, nogal o roble, son las mejores para una estufa de leña. La madera debe cortarse, dividirse y secarse al aire por al menos un año antes de quemarla. La madera dura bien estacionada tendrá grietas en los extremos. La madera se secará más rápido y seguirá seca y protegida del clima si se guarda en un cobertizo o debajo de una lona.

Limpieza regular

Usa un cepillo de alambre para limpiar el conducto de la estufa y chimenea al menos una vez al año. De vez en cuando, haz fuegos de alta temperatura controlados en la estufa u horno. Ni gastes dinero en limpiadores químicos a base de sal. Nunca uses objetos pesados, como cadenas, ladrillos o un cepillo en el extremo de la soga, porque podría dañar gravemente el revestimiento interior de la chimenea.

Evita la acumulación de creosota

La creosota es altamente combustible que se quema con intensidad. Un fuego de combustión lenta, como los que se encuentran en una estufa hermética moderna con bocas situadas en la parte inferior, produce una temperatura de entre 100 y 200 grados Fahrenheit. Estas temperaturas relativamente bajas no permiten que los gases combustibles sin quemar lleguen a la atmósfera. En cambio, se condensan por las paredes del conducto de la estufa y la chimenea como creosota. La creosota puede tomar 3 formas:

Consejos para hacer fuego1

Una vez que tu estufa esté bien instalada, hacer un fuego efectivo requiere de buena leña (usar la cantidad correcta de la madera adecuada) y prácticas para hacer un buen fuego. Obtén la mejor eficiencia de tu estufa de leña siguiendo estos pasos prácticos:

Incluso con las precauciones adecuadas, igual se puede producir un incendio en el hogar causado por la calefacción. Es por eso que necesitas una póliza de seguro para propietarios de vivienda confiable que pueda protegerte cuando suceda lo inesperado. De incendios a robo en el hogar, averigua qué cubre el seguro de vivienda y comienza con tu cotización hoy mismo.

Comparte