Términos de Garantía Hipotecaria

¿Qué es la garantía hipotecaria?

¿Qué es un préstamo con garantía hipotecaria?

Piensa en las veces que has encontrado dinero en los cojines de tu sofá o en el fondo de un cajón. La garantía hipotecaria es algo similar, excepto que "encontrarás" miles de dólares en tu casa, dinero que ni sabías que estaba allí. Si necesitas un poco de flujo de efectivo, puedes pedir un préstamo por el monto del valor de tu hogar.

Las dos formas básicas de préstamos con garantía hipotecaria son el que tiene capital propio del valor del hogar y la línea de crédito con garantía hipotecaria (HELOC).

Garantía hipotecaria: qué es y cómo funciona

El capital es por lo general la diferencia entre el valor tasado de tu hogar y el saldo por pagar de tu hipoteca. Por ejemplo:

El capital que tienes en tu hogar se puede usar como un segundo préstamo o de propiedad en garantía sobre tu propiedad.

Según transcurre el tiempo, el valor de tu vivienda puede incrementarse. Si has hecho mejoras en tu hogar o si mejoran las escuelas de tu vecindario, eso puede aumentar el valor de tu inmueble, aumentando el valor del capital. El capital es uno de los beneficios de ser propietario de una casa.

Términos y definiciones de capital

Estos son algunos términos comunes que te ayudarán a comprender mejor el capital propio del valor del hogar.

Propiedad en garantía

Algo de valor que ofreces como garantía de que pagarás un préstamo. Para un préstamo con garantía hipotecaría o HELOC, tu casa queda como propiedad en garantía. Si no cumples con los pagos, el banco puede cobrarse con la propiedad en garantía, ejecutando la hipoteca y asumiendo la titularidad. Así que el riesgo de usar tu hogar como propiedad en garantía es algo que tendrías que tener en cuenta cuando analizas si pedir un préstamo con garantía hipotecaria es lo que necesitas.

Período de desembolso

El período de tiempo que tienes para retirar fondos y hacer compras con un HELOC. Puedes obtener acceso a tu HELOC a través de cheques o tarjetas de crédito. Una vez vencido el período de desembolso, no podrás seguir retirando fondos de tu HELOC.

Interés fijo

Una tasa de interés que no fluctúa. Un préstamo con garantía hipotecaria tiene una tasa de interés fija, a diferencia de la tasa de interés variable de la opción HELOC. El cálculo de la tasa de interés fija se determina cuando solicitas el préstamo y se mantiene fijo durante la vigencia del préstamo.

Préstamo con garantía hipotecaria

Un préstamo de desembolso global que usa el valor neto de tu vivienda para entregarte efectivo. También conocido como un segundo préstamo hipotecario, un préstamo con garantía hipotecaria está asegurado con una tasa de interés fija y un período de pago específico, de modo que los pagos mensuales se mantengan estables.

Líneas de crédito con garantía hipotecaria (HELOC)

Una línea de crédito renovable que consiste en un período de desembolso y un período de pago. La HELOC es similar al préstamo con garantía hipotecaria ya que usa el capital de tu hogar para garantizar la línea de crédito. A diferencia de un préstamo de desembolso global, es como una cuenta de tarjeta de crédito de la que puedes retirar dinero cuando necesites. Según tus necesidades de préstamos, poder tener acceso a una HELOC puede ser una mejor solución para ti.

Tasas de interés

El costo de solicitar dinero prestado. La tasa de interés que se aplica a tu préstamo con garantía hipotecaria o HELOC se determina por un número de factores, que pueden incluir la cantidad de deuda que tienes en este momento, tu ingreso y tu calificación del crédito.

Duración del préstamo

El período de tiempo total establecido por tu prestamista durante el cual usarás y devolverás el préstamo.

Período de pago

El tiempo después del período de desembolso, cuando pagas lo que has pedido prestado. El período de pago comienza cuando caduca el período de desembolso de una línea de crédito con garantía hipotecaria, o cuando se han desembolsado todos los fondos de un préstamo con garantía hipotecaria. Durante este período, debes hacer los pagos programados sobre tu préstamo.

Si no cumples con los pagos, tu prestamista puede cobrarse con tu propiedad en garantía, en este caso, tu hogar. Es importante que tengas en cuenta esto cuando eliges tus opciones de financiamiento.

Saca provecho del valor neto de tu vivienda.

Ahora que sabes lo que es el capital, solicita hoy una línea de crédito con garantía hipotecaria y obtén las opciones flexibles y tasas atractivas que te mereces.


Mostrar Artículo