Consejos para achicar el hogar
Obtén una Cotización de seguro de vivienda

Llama al 1-877-On Your Side® (1-877-669-6877) a cualquier hora

Buscar un agente

Búsqueda avanzada Llama al 1-877-On Your Side®
(1-877-669-6877) a cualquier hora

Consejos para mudarse a una casa más pequeña

Consejos para achicarse

Ya sea que te mudes a un hogar más pequeño o simplemente quieras eliminar algunos artículos que has acumulado por años, es difícil achicar una vida entera de pertenencias. Las personas tienen apego emocional a los objetos, en particular cuando hay recuerdos asociados.

Dicho esto, deshacerse de objetos puede ser liberador. El acto puede ser una manifestación simbólica del paso a otra etapa de la vida y puede ayudarte a afianzar la certeza de dar vuelta la hoja. También tiene una finalidad muy práctica que es ayudarte a simplificar tu vida y tener menos artículos que mantener.

En la medida que comienzas a achicar tu casa, puede resultarte difícil decidir qué eliminar y cómo hacerlo. Estas son algunas ideas que te pueden ayudar a achicar tu hogar:

Considera los límites de espacio

Si te mudas a una vivienda más pequeña, considera el tamaño de la nueva residencia para saber cuántos muebles y otras pertenencias puedes llevar. Al medir las habitaciones puedes evitar desperdiciar tiempo y dinero llevando artículos que no entrarán en el nuevo espacio. ¿Entra cama tamaño king en el nuevo dormitorio? ¿El comedor tiene la amplitud suficiente para poner la mesa y las sillas con espacio suficiente para moverse alrededor? También debes tener en cuenta el aspecto estético. El sofá y los sillones que quedaban espléndidos en tu antigua sala pueden quedar abarrotados en la nueva. Una habitación repleta puede parecer sofocante. También puede ser peligroso ya que se limitan los espacios para transitar en el hogar que deben estar libres para facilitar el paso de una habitación a la otra.

Haz un inventario de los artículos

Revisa lo que tienes en tu casa y divídelo en tres categorías: "imprescindible", "prescindible", "reemplazable". Una cama es indispensable, pero los libros y otros artículos que ocupan espacio, como las camas adicionales o hasta algunas colecciones meramente decorativas, que no son esenciales para la vida cotidiana, pueden ser reemplazados si es necesario. No temas descartar algún elemento básico del hogar porque no tienes espacio o porque no combina con tu nueva decoración. Recuerda que tampoco necesitas conservar otros artículos como reliquias familiares que pueden parecer imprescindibles por el apego emocional. Ten en cuenta las medidas de los artículos y piensa lógicamente en las necesidades cotidianas y la frecuencia con las que usarás cada artículo.

Fotos y objetos de recuerdo

A muchas personas les resulta difícil descartar fotos y objetos de recuerdo porque les recuerdan momentos queridos e importantes. Guarda tus fotos preferidas en uno o dos álbumes y haz copias digitales del resto. Una vez que hayas hecho las copias digitales, puedes dar las fotos y objetos de recuerdo que guardabas a amigos y familiares.

También puedes escanear o fotografiar otros elementos importantes como los boletines de calificaciones y los certificados de logros. Si es posible reduce las fotos y documentos importantes para que puedas guardarlos con mayor facilidad en una sola caja.

Papeles y documentos esenciales

Es importante conservar los certificados de nacimiento, papeles de seguro y otros documentos financieros. Pero las facturas viejas, los documentos impositivos de más de siete años y los recibos o garantías de artículos que ya no tienes, son los primeros que deben eliminarse.

Asegúrate de triturar todo lo que tenga información personal. Si no tienes una trituradora, ciertas tiendas de insumos para oficina ofrecen el servicio con cierto cargo y ciertas comunidades ofrecen el servicio de trituración gratis para sus residentes.

Si todavía te resulta difícil decidir qué conservar, habla con alguien que no tenga el mismo apego a las pertenencias para que te asesore. Dicha persona puede darte sugerencias o su apoyo.

Recuerda que el proceso de achicar generalmente resulta más fácil una vez que comienzas, especialmente si tienes tu meta final en mente. Es mucho más fácil disfrutar de la jubilación cuando puedes concentrarte en vivir. Si ya estás listo para comenzar a prepararte para la jubilación, obtén más información sobre nuestros servicios y herramientas de planes de jubilación o busca un asesor financiero en línea..

Comparte