Cambio de compañía de seguro
Cotiza un seguro de auto

Recuperar Cotización Guardada Llama al 1-877-On Your Side® (1-877-669-6877) a cualquier hora

Buscar un agente

Búsqueda avanzada Llama al 1-877-On Your Side®
(1-877-669-6877) a cualquier hora

Lo que debes saber antes de buscar una nueva compañía de seguro

Cambio de compañía de seguro de auto

Cambiar de compañía de seguros puede ser una experiencia positiva. Incluso puede conllevar cargos más bajos y una mejor cobertura. Sin embargo, para tener la certeza de que has tomado la decisión correcta, es fundamental hacer las averiguaciones necesarias y tomar una decisión inteligente al momento de comprar, tal como lo harías con cualquier producto que te brinda un servicio financiero.

La National Association of Insurance Commissioners recomienda familiarizarse con los términos que se utilizan en estos seguros y con los niveles de cobertura que ofrecen los distintos tipos de cobertura antes de hablar con un agente o corredor para seleccionar la póliza adecuada.

A continuación, incluimos cinco factores que debes tener en cuenta cuando evalúas la posibilidad de cambiarte de compañía de seguros.

Averigua cuál es tu tasa actual

Incluso si revisas tu póliza anualmente, siempre es bueno corroborar tu tasa. Podrías tener derecho a un descuento del que no estabas informado o tal vez la póliza que tienes actualmente no te ofrezca una cobertura adecuada para cambios que has hecho en tu vida, como casarte o mudarte a un nuevo vecindario.

Sé un consumidor inteligente

Tómate tu tiempo para conocer adecuadamente a las compañías y los productos que ofrecen. ¿Están en posición de cubrir todas tus necesidades? ¿Su reputación indica que brindan un excelente servicio al cliente? Las mejores compañías de seguros entienden que ofrecer excelentes productos de seguros es solo una parte de lo que define su reputación; saben que también es fundamental establecer relaciones comerciales sólidas y perdurables con los clientes.

Verifica las ventajas de tu nueva cobertura potencial

En lugar de comparar las pólizas teniendo en cuenta el pago, compara los beneficios que cada una de ellas te ofrece. Elabora una lista de los beneficios que te ofrece tu cobertura actual. Luego, compara tu cobertura, punto por punto, con la póliza que te ofrece otra compañía de seguros y que podrías llegar a comprar. Es importante que mires más allá del precio. Adquirir una cobertura que te cuesta algunos dólares menos pero que no cubre tus necesidades no es una decisión inteligente.

Si estás tratando el tema con un agente, hazle las preguntas necesarias para poder establecer una comparación entre exactamente los mismos beneficios o, si las pólizas no son idénticas, pregúntale de qué manera podría beneficiarte una nueva póliza. Un agente experto puede informarte sobre cuestiones que quizás no hayas tenido en cuenta.

Verifica los posibles costos adicionales

Si das el aviso en el plazo indicado, no deberías tener problema para cambiarte de aseguradora a la mitad del período de cobertura. La aseguradora reembolsa la porción no usada de la prima, aunque también ocurre que algunas compañías pueden cobrar un pequeño cargo o multa. Incluso si ya has decidido cambiarte, tal vez quieras calcular si te conviene, desde el punto de vista financiero, esperar hasta que se venza el plazo de la póliza antes de hacer el cambio.

Una vez que te hayas cambiado...

No canceles tu póliza actual demasiado pronto

Antes de cancelar la que tienes, corrobora que la nueva póliza haya entrado en vigencia. Tal vez debas pagar un mes extra pero vale la pena esperar hasta recibir la documentación que garantiza que tu póliza está 100% vigente.

Además, ten en cuenta que el precio que el agente de seguros te da en la cotización podría aumentar, especialmente en el caso de los seguros de vida. En el caso del seguro de vida, podrías tener que hacer un examen físico y el resultado de dicho examen podría posicionarte como un asegurado de mayor riesgo y aumentar los costos de tu prima de seguro.

No olvides cancelar tu antigua póliza

Una vez que tu nueva póliza esté vigente, deberás cancelar la vieja; no puedes simplemente dejar de pagar las primas. También es conveniente que solicites una confirmación por escrito de que tu póliza ha sido cancelada.

Lleva contigo la tarjeta de tu nuevo seguro

No olvides cambiar la tarjeta de tu antiguo seguro por la del nuevo, especialmente si se trata del seguro de auto. Si la policía te detiene y no puedes mostrar una constancia válida del seguro de auto, es posible que te multen.

Si estás pensando en cambiarte de compañía de seguros, contacta a un agente para obtener más información sobre la cobertura de Nationwide.

Comparte