Comenzar una empresa familiar

Consejos para comenzar una empresa familiar exitosa

Comenzar una empresa familiar

Existen muchos motivos positivos para comenzar una empresa familiar, como generar ingresos, ser tu propio jefe, contratar miembros de tu familia y tener una empresa para traspasar la siguiente generación. Además, cuando contratas a tus hijos, pueden adquirir experiencia laboral y a la vez ganar un ingreso. Incluso podrías beneficiarte con exenciones fiscales para empresas familiares.

Sin embargo, comenzar una compañía familiar lleva tiempo y debes tener en cuenta muchas cosas. Aquí te contamos algunas cosas que debes saber antes de comenzar una empresa familiar.

Desarrolla un plan para la empresa familiar

Antes de comenzar cualquier negocio, consulta a asesores legales, fiscales y comerciales de confianza y  desarrolla un plan de negocio. Deberías establecerlo por escrito y distribuirlo entre todas las personas interesadas, para que las operaciones y los objetivos del emprendimiento queden claros. Estas son algunas cosas que puedes incluir en tu plan de negocio.

Establece reglas básicas para tu compañía familiar

Determinar la cultura de la compañía marcará cómo administras tu empresa y habrá más probabilidades de que todo funcione sin contratiempos. Estas son algunas reglas básicas para que tengas en cuenta.

Garantiza el éxito familiar

Comenzar una empresa puede acercar a los miembros de la familia y permitir que construyan algo juntos. Estas empresas pueden generar ganancias y oportunidades, junto con un legado para las futuras generaciones. Cubre todos los aspectos al dar estos pasos importantes, y asegúrate de que tu inversión esté protegida con un seguro para pequeñas empresas. Habla con un agente de Nationwide sobre cómo estos productos y servicios pueden ayudarte a comenzar.

Comparte