Carga de nieve excesiva en el techo

La carga de nieve excesiva en el techo puede provocar el colapso de tu establo

Calcula la carga de nieve en el techo de tu establo

Cuando mucha nieve se combina con fuertes vientos, incluso los edificios mejor diseñados pueden colapsar. Es por eso que es importante calcular la carga de tu techo y contar con el seguro adecuado para este tipo de situación.

Las formas en las que la carga de nieve puede dañar tus edificios

La carga de nieve es la fuerza hacia abajo en el techo de un edificio producida por el peso de la nieve y el hielo acumulados. El techo o toda la estructura pueden fallar si la carga de nieve excede el peso que el edificio fue diseñado para soportar. O si el edificio estaba mal diseñado o construido.

No hace falta que haya una tormenta de nieve para provocar problemas. Un desequilibrio de nieve puede hacer que una parte del techo se derrumbe, provocando un efecto dominó.

¿Cuánta nieve es demasiada?

Calcular la carga del techo en tu establo requiere más que una conjetura fundamentada. El Servicio de Extensión Cooperativa de la University of Wisconsin dice que se puede obtener una cifra aproximada de carga de nieve en el techo con la siguiente fórmula:

Carga del techo calculada (lb/pie2) = Profundidad (pies) x Densidad (lb/pie2 /pie de profundidad). La densidad (lb/pie2 /pie de profundidad) aproximada es:

Por ejemplo, un techo con 3 pies de nieve liviana tiene una carga aproximada en el techo de 60 libras por pie cuadrado (densidad de 3 pies de profundidad X 20 lb/pie2/pie de profundidad = 60 lb/pie2).

Deberías conocer los límites de peso del techo de tus establos y construcciones anexas. Si es necesario, debes reconstruirlos o reforzarlos para que soporten cargas de nieve en los peores escenarios y cumplan con las normas de construcción local.

Remover la nieve

Algunas fallas se pueden prevenir con una cuidadosa remoción de la nieve. El Servicio de Extensión Cooperativa de la University of Wisconsin ofrece las siguientes sugerencias:

Lista de control del seguro

Unos pocos minutos pueden darte tranquilidad durante un invierno de fuertes nevadas. Consulta a tu agente de seguros de granjas o haciendas para:

Comparte