Guía para comprar una motocicleta

Qué tener en cuenta antes de comprar una motocicleta

Ya sea que compres una motocicleta para viajar todos los días o para salir a pasear en un día soleado, existen muchas cosas que debes tener en cuenta antes de elegir la adecuada para ti.

Las opciones de dos ruedas son sorprendentemente variadas. Debes mirar los distintos tipos y tamaños de motocicletas disponibles y conocer las diferencias entre comprar a un dueño o en un concesionario. Aquí te ofrecemos información general sobre lo que debes tener en cuenta:

1. Conoce lo que necesitas

La forma en que vayas a usar la motocicleta marcará una gran diferencia en el tipo que debes comprar. Cada tipo de motocicleta tiene sus propios beneficios y usos, por eso debes estudiar todas tus opciones y pensar cómo, cuándo y dónde la conducirás. ¿Necesitas una motocicleta todoterreno? ¿Una motocicleta deportiva o urbana? ¿Una motocicleta estándar? Estas son preguntas importantes que debes responder antes de comenzar a buscar motocicletas y comparar modelos. Tómate un tiempo para pensar qué quieres realmente de tu motocicleta.

2. Calcula los costos

Una vez que determines el tipo de motocicleta adecuado para ti, tendrás una mejor idea de los precios que estás buscando. Como regla general, pagarás entre $5,000 y $25,000, pero existen muchas variaciones entre esas dos cifras. Si encuentras una motocicleta que te guste, navega por Internet buscando precios. Al igual que con un auto, puedes establecer el costo de una motocicleta y saber que estás haciendo un buen negocio.

3. Recuerda los adicionales

Por supuesto, los costos no se limitan al precio de compra. Deberías calcular costos como:

4. Concesionarios y financiamiento

Al igual que con los autos, tienes la opción de comprar una motocicleta nueva o usada en un concesionario, o puedes comprar una motocicleta usada a su dueño.

Comprar en un concesionario. Una de las ventajas principales de comprar en un concesionario es la amplia selección de motocicletas, y si no tiene lo que estás buscando, es muy probable que pueda conseguirlo. También tendrás un departamento de servicios al que acudir para el mantenimiento, o en caso de algún problema mecánico.

Si necesitas financiamiento para comprar la motocicleta, procura tener una opción lista antes de ir al concesionario. Puedes conseguir una aprobación previa para un préstamo para motocicleta para saber de antemano lo que puedes pagar y evitar completamente la negociación del financiamiento.

Comprar a un vendedor particular. Si le compras a un vendedor particular, probablemente necesites financiamiento externo (una opción que también puedes elegir cuando compras en un concesionario). Puedes recurrir a tu banco, o visitar Nationwide para solicitar un préstamo para motocicletas. Es importante que consigas un préstamo con pagos que se adapten a tu presupuesto, y recuerda dejar un margen para otros costos que pueden surgir de forma inesperada.

Sin importar el tipo de motocicleta que compres o a quién se la compres, haz la tarea primero. Cuanto más tiempo dediques a saber lo que quieres comprar y lo que necesitas, más informado y satisfecho estarás con tu decisión.

Comparte