Seguro contra averías mecánicas

Que una avería mecánica no te detenga

Un seguro contra averías mecánicas es tan importante para tus operaciones comerciales como el equipo mismo. En la era de la tecnología, tu compañía depende de una diversidad de máquinas para comunicarse con clientes y para crear, almacenar y vender tus productos.

Qué cubre el seguro contra averías mecánicas

Los equipos mecánicos entran dentro del seguro contra avería de equipos, que cubre cinco categorías de equipos:

  1. Mecánicos: incluyen equipos especializados para producción y fabricación, motores, generadores, elevadores y bombas de agua. Los equipos mecánicos muchas veces se desgastan o rompen debido a la fatiga del metal, la vibración, una mala alienación o un error del operador.
  2. Eléctricos: incluyen transformadores, paneles eléctricos y cables. Los equipos eléctricos pueden sufrir una falla de arco, o cortocircuito, y hacer que se produzca una falla eléctrica o causar un incendio o explosión.
  3. Computadoras y equipos de comunicación: incluyen computadoras, sistemas telefónicos, de correo de voz, de seguridad y de alarmas contra incendios. Este tipo de equipo puede dañarse debido a picos de tensión o fluctuaciones eléctricas y podría provocar interrupciones parciales de las actividades o incluso detener las operaciones de tu compañía durante algunos días.
  4. Sistemas de aire acondicionado y refrigeración: este tipo de equipos por lo general es costoso de reparar y puede causar un verdadero caos en las operaciones de la empresa y los ingresos al alejar a los clientes o hacer que los productos se echen a perder.
  5. Calderas y equipos de presión: dependiendo del tipo de empresa, la falta de calefacción o agua caliente puede hacer que tenga que cerrar. Una falla de estos equipos podría causar daños más graves.

Cómo el seguro contra averías mecánicas protege tu empresa

El seguro contra avería de equipos paga las reparaciones o el reemplazo de equipos dañados a causa de un accidente asegurado hasta el límite de tu póliza. No hace falta que seas propietario del edificio donde funciona tu empresa para obtener la cobertura.

También tienes cobertura si el equipo utilizado por tu empresa es alquilado. Dependiendo de la póliza, tu cobertura podría extenderse a equipos portátiles que se dañen cuando están temporalmente fuera del lugar físico de tu empresa, así como la propiedad de otros bajo tu cuidado, custodia o control.

Además, el seguro contra avería de equipos cubre los costos asociados con el tiempo y mano de obra necesarios para reparar o reemplazar el equipo, las pérdidas de ingresos de la empresa debido a la avería, otros gastos incurridos para limitar las pérdidas o acelerar el restablecimiento solo si reducen los costos totales y los gastos, por ejemplo, para reemplazar alimentos echados a perder o contaminados u otros materiales dañados por la avería del equipo.

Comparte