¿El seguro de auto es deducible de impuestos?
Cotiza un seguro de auto

Recuperar Cotización Guardada Llama al 1-877-On Your Side® (1-877-669-6877) a cualquier hora

Buscar un agente

Búsqueda avanzada Llama al 1-877-On Your Side®
(1-877-669-6877) a cualquier hora

Averigua si tu seguro de auto es deducible de impuestos

¿El seguro de auto es deducible de impuestos?

Si bien el momento de la declaración fiscal puede ser estresante, es una oportunidad importante para hacer reclamos de gastos de todo el año y obtener el máximo reembolso. Cuando reúnes tus formularios impositivos y te preparas para reunirte con tu contador, tal vez te preguntes si tu prima de seguro de auto es deducible de impuestos. La respuesta es: tal vez. Según el uso que le des a tu auto, es posible que puedas deducir ciertos gastos relacionados con tus primas de seguro o incluso con el deducible del seguro. A continuación, te presentamos algunos datos que debes conocer sobre cómo deducir tu seguro de auto de los impuestos al presentar tu declaración fiscal.

Si usas tu auto solo para cuestiones personales, es muy probable que no puedas deducir de los impuestos los costos de tu seguro de auto en tu declaración fiscal.

A menos que uses tu auto para fines comerciales, es muy probable que no califiques para presentar un reclamo de tu prima de seguro de auto en tu declaración fiscal. Los fines comerciales pueden ser el uso de tu auto para recoger o entregar insumos de oficina, visitar clientes o ir a una conferencia empresarial. Sin embargo, los viajes diarios al trabajo no califican como un fin comercial.

Si usas tu auto para fines comerciales, es posible que puedas deducir parte de tu prima de seguro de los impuestos.

Para algunos contribuyentes, su auto es una parte integral de su trabajo, de manera que es posible que puedan deducir el costo del seguro de los impuestos al momento de presentar la declaración fiscal. Es posible que califiques para esa deducción si:

Además de las primas de seguro, también es posible que puedas deducir de los impuestos otros costos relacionados con el auto, lo que incluye el combustible, las reparaciones, el estacionamiento e incluso la depreciación del valor, siempre y cuando puedas demostrar que esos costos están directamente relacionados con el uso comercial. A fin de obtener las deducciones, tus costos relacionados con el auto deben representar más del 2% de tus ingresos brutos ajustados (AGI). En otras palabras, si tus ingresos brutos ajustados son $50,000 por año, cualquier costo relacionado con el auto que pienses reclamar debe superar los $1,000 (que es el 2% de $50,000). Si los costos relacionados con el auto no superan el 2%, no puedes reclamar esos costos en tu declaración fiscal.

Si este año sufriste la pérdida o el robo de tu vehículo, es posible que puedas deducirlo en tu declaración fiscal.

Independientemente de si le das a tu auto un uso comercial o personal, es posible que puedas hacer un reclamo en concepto de deducciones por pérdida si tu vehículo fue robado o declarado como "pérdida total". (Se considera la pérdida total del auto cuando se dañó a tal grado que no se puede volver a usar nunca más). A fin de ser elegible para una deducción por un auto robado o declarado como pérdida total:

Es importante que antes de enviar tu declaración fiscal, hables con tu contador sobre la presentación de una deducción de impuestos relacionada con el auto. Tu contador podrá aconsejarte sobre las deducciones para las cuales eres elegible, y sobre la manera correcta de completar tus formularios de impuestos. Como el momento de presentar la declaración fiscal es el mismo todos los años, también puede ser una buena idea programar una consulta On Your Side para asegurarte de tener la cobertura que necesitas y de aprovechar los descuentos en seguros para auto correspondientes.

Comparte