Preguntas para entrevistas

Contratar a la persona correcta: buenas preguntas para hacer durante una entrevista

Hombre siendo entrevistado por el propietario de una pequeña empresa

Durante décadas, las pequeñas empresas han sido un importante impulsor económico en los Estados Unidos al emplear a un poco más de la mitad de la población activa de la nación, según la Agencia para el Desarrollo de la Pequeña Empresa. Al mismo tiempo, las estadísticas muestran que solo cerca de la mitad de las pequeñas empresas llega a su quinto aniversario, razón por la cual es crucial para ellas tomar decisiones inteligentes de contratación de personal.

Los dueños de pequeñas empresas exitosas saben que rodearse de personal competente es fundamental. Sin embargo, para la mayoría de ellos, no es fácil contratar a la persona adecuada para ocupar un puesto y suelen contar con muy poco tiempo para convertirse en entrevistadores expertos. Por eso, es esencial aprender a realizar una buena entrevista y saber cuáles son las preguntas adecuadas que debes hacer.

La entrevista laboral es la manera en que un empleador puede medir el nivel de capacidad de un candidato y ver si este será una buena opción para el puesto. Una buena entrevista te permite evaluar cómo podría desempeñarse esa persona a diario en tu lugar de trabajo. Aquí te ofrecemos una guía general para ayudarte a encontrar las preguntas correctas para hacerle a un candidato durante la entrevista.

Haz preguntas conductuales durante la entrevista

Dominar las preguntas conductuales en las entrevistas mejorará drásticamente tus resultados de contratación. Son preguntas que animan a los candidatos a hablar sobre cómo han manejado problemas laborales específicos en el pasado, y dan una idea de cómo reaccionará y funcionará un candidato en el día a día de tu pequeña empresa.

Algunas de las preguntas conductuales más reveladoras que puedes hacer en una entrevista son: "Cuénteme sobre la última vez que un cliente o compañero de trabajo se enojó con usted" y "Hábleme de la decisión más difícil que tuvo que tomar en los últimos seis meses". La idea es que lo que mejor puede predecir el comportamiento futuro es el comportamiento pasado, algo fundamental para los propietarios de pequeñas empresas. Al pedir detalles, las preguntas conductuales de la entrevista evaden las respuestas engañosas que el candidato puede pensar que tal vez quieres escuchar.

Ahonda en las preguntas anteriores

Cuando ya cuentes con información importante sobre tu candidato, te resultará útil hacerle algunas preguntas un poco más minuciosas. Las preguntas específicas que pretenden identificar elementos y razones puntuales te permiten llegar a la raíz de las actitudes y el compromiso laboral del candidato con respecto al lugar de trabajo.

"¿Por qué...?"

Por ejemplo, tal vez desees saber por qué el candidato cambia de trabajo cada año. Las preguntas que comienza con "por qué" te ayudarán a comprender el motivo o las razones sobre las cuales se basan las decisiones del candidato.

"¿Qué...?"

Las preguntas que comienzan con "qué" pueden brindarle al entrevistador un panorama amplio en términos de idoneidad del candidato. Por ejemplo, podrías preguntarle al entrevistado "¿Qué cree que debería saber sobre usted de lo que aún no hayamos hablado?". Esta pregunta le da al candidato la oportunidad de contarle acerca de las habilidades o experiencias que podrían convertirlo en un activo valioso para su Compañía.

Haz que tus colegas formulen sus propias preguntas

Lo importante es plantear preguntas más profundas y que reduzcan el potencial de respuestas predecibles. Cuando estés satisfecho con esa parte de la entrevista, propicia la participación de otros asociados. Dejar que los miembros del personal pasen tiempo con un empleado potencial, mientras tú te encuentras fuera de la sala, puede ser revelador.

Luego, puedes escuchar los comentarios del personal para ver cómo se manejó el candidato entre sus pares. Lo más probable es que tu personal sea quien interactúe más con este nuevo empleado de lo que lo harás tú, por lo que es crucial que el candidato les resulte valioso a ellos también.

Preguntas que no debes realizar

Además de las preguntas "correctas", ten en cuenta las preguntas que legalmente no puedes hacer de conformidad con las leyes estatales y federales y las regulaciones de la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo. Si no estás seguro de qué preguntas debes evitar, omite tocar temas como la nacionalidad, la religión, el género, la edad, la raza, la situación marital o familiar, la salud y/o las habilidades físicas, pertenencia a la Guardia o la Reserva Nacional, y la ubicación del hogar del empleado o la distancia que debe recorrer para llegar al trabajo.

Según Forbes, elegir buenas personas a la hora de construir tu negocio determina el 80% de tu éxito. Preparar una entrevista puede demandar mucho tiempo, pero es una inversión valiosa para todo propietario de una pequeña empresa que busque tener éxito a largo plazo.

La entrevista es solo uno de los pasos necesarios para encontrar al candidato adecuado. Tu negocio también necesita ofrecer beneficios para atraer a los mejores talentos, como los beneficios para empleados. Conoce cómo los planes de beneficios simples y asequibles de Nationwide pueden satisfacer las necesidades de tu pequeña empresa.

Comparte