Consejos sobre seguro para compradores de auto
Cotiza un seguro de auto

Recuperar Cotización Guardada Llama al 1-877-On Your Side® (1-877-669-6877) a cualquier hora

Buscar un agente

Búsqueda avanzada Llama al 1-877-On Your Side®
(1-877-669-6877) a cualquier hora

8 puntos sobre seguro a considerar antes de comprar un auto

Vista lateral de una mujer conduciendo un auto

Muchas personas saben que necesitan seguro para su nuevo auto pero ante la emoción de la compra del vehículo, es posible que no analicen el tema del seguro como deberían. Pasar por alto este detalle puede causar problemas financieros casi inmediatamente después de sacar el auto del concesionario.

"Debes comprar un seguro antes de ingresar al concesionario para negociar la compra de un auto", explica Penny Gusner, analista de consumo de mercado en Insure.com. "Por supuesto que puedes mirar autos y definir claramente las marcas y los modelos exactos que te gustaría comprar, pero durante este proceso de elección ten en cuenta también los costos del seguro de auto. Cuando ya hayas delimitado las opciones disponibles a un grupo más pequeño de autos, es momento de elegir y comprar el seguro".

Esperar para comprar un auto hasta haber satisfecho tus necesidades referentes al seguro puede ahorrarte cientos de dólares, ya que algunos vehículos, en especial los deportivos, pueden conllevar una tarifa de seguro más alta. Si bien el pago de un nuevo vehículo puede ser asequible, debes considerar dentro del costo el seguro de auto. Tú, tu auto y tus finanzas deben estar protegidos, por lo que te recomendamos que consideres los siguientes puntos clave de Gusner antes de comprar:

  1. Determina durante cuánto tiempo tu seguro de auto actual cubrirá tu vehículo recién comprado: "Si vas a reemplazar un vehículo en tu póliza, por lo general, la misma cobertura incluirá a tu nuevo auto", afirma Gusner. “Puede ser un período tan breve como 24 horas o tan amplio como 14 días, de manera que antes de comprar verifica para saber el tiempo en lugar de asumir que tienes cobertura. Además, si no vas a reemplazar un auto, es posible que no tengas ninguna cobertura".
  2. No asumas que el concesionario se encargará de procesar por ti la documentación referente al seguro. No solo el personal está ocupado, sino que además no es responsable de llamar y agregar el auto a tu póliza. "Si los miembros del personal miran tu tarjeta del seguro y permiten que te lleves el auto, es porque asumen que tú ya verificaste y comprobaste que tienes cobertura con tu actual póliza", dice Gusner. Ten en cuenta que si vas a financiar o alquilar un auto, el acreedor prendario te exigirá que tengas no solo seguro de responsabilidad sino también cobertura integral y de colisión" , agrega. "De manera que si tienes solo cobertura de responsabilidad civil pero necesitas seguro integral y de colisión para tu nuevo auto, agrégalos antes de salir del concesionario, no se agrega automáticamente".
  3. Infórmate sobre los datos que debes conocer. Al comprar un auto, debes saber cuál es su costo, por supuesto, pero también debes saber qué cobertura debes comprar y cuáles son los límites y los deducibles. Por ejemplo, los acreedores prendarios suelen pedir deducibles de $500 o menos, explica Gusner. Habla con tu agente de seguros.
  4. La cobertura de responsabilidad civil es el seguro básico que necesitas para conducir en carreteras. La mayoría de los estados te exige esta cobertura para pagar por lesiones o daños ocasionados a terceros por los que puedas ser responsable cuando conduces tu auto, dice Gusner.
  5. La protección contra lesiones personales (PIP) es necesaria en los estados donde rige el seguro sin culpa. Paga tus gastos de atención médica hasta alcanzar el límite, independientemente de quién sea el culpable del accidente. Nuevamente te sugerimos que hables con tu agente. Además, debes conocer cuál es la cobertura y cuáles son los límites y deducibles (la cobertura integral y de colisión tienen deducibles que tú debes elegir) cuando buscas un seguro para obtener las cotizaciones correctas, dice.
  6. El seguro de déficit es obligatorio si debes más de que lo que vale tu vehículo. Los autos comienzan a desvalorizarse a partir del momento que dejan el concesionario. Hay muchos ejemplos de compradores de auto que hacen tasar sus vehículos inmediatamente después de haberlos comprado y descubren que deben mucho más de lo que su seguro cubre. "El seguro de déficit paga la diferencia entre el valor del vehículo al momento de su pérdida total y lo que tú debes todavía del auto", explica Gusner.
  7. Protégete con el seguro de colisión. ¿Qué ocurre si al salir del concesionario otro vehículo colisiona contra el tuyo o chocas contra un objeto, como por ejemplo un carrito de compras? El seguro de colisión protege tu auto. Eso es lo que los acreedores prendarios exigen que tengas, ya que el auto todavía es el activo de ellos, dice Gusner.
  8. El seguro integral cubre tu auto por daños relacionados con el clima. ¿Vives en un área propensa a los tornados o que sufre inundaciones? La cobertura integral es una adquisición inteligente, incluso si no te enfrentas a condiciones climáticas extremas. Te protege en caso de que un incendio dañe tu auto, te lo roben o sea víctima de vandalismo. Puedes esperar que en este caso el acreedor prendario también te insista en que contrates esta cobertura para que el vehículo pueda ser reparado o, si la pérdida es total, cubierto por completo.

El mejor punto de partida es trabajar con tu agente a fin de que te ayude a encontrar la mejor cobertura para ti y tu nuevo auto.

Comparte