La vida después de la universidad

8 maneras de prepararse para la vida después de la universidad

Graduado universitario con toga y birrete en la graduación

Tal vez sea temprano en el año académico, pero es probable que ya te estés preguntando qué hacer una vez que te gradúes de la universidad. Es una buena idea que los alumnos del último año de la universidad comiencen a planificar su vida como graduados.

Trabaja con esta lista de control —de a poco— y para cuando te gradúes, deberías estar preparado para la vida después de la universidad:

1. Refuerza tus relaciones

El antiguo refrán "Lo que cuenta no es lo que sabes, sino a quién conoces" es verdad solo en parte. Pero los contactos sí son importantes en el mundo profesional.

Ponte en contacto con profesores, instructores, antiguos compañeros de clase y otros mentores que hayan sido importantes para ti. Cuéntales lo importante que ha sido su orientación y que quieres seguir en contacto. ¿Hay alguien que haya sido especialmente útil durante tu paso por la universidad? Invítalo a almorzar para agradecerle.

Conectarte con la red de exalumnos de tu universidad, incluso mucho antes de la graduación, también puede resultarte útil en tu futura búsqueda laboral. Encuentra algún exalumno local que esté trabajando en tu campo y pregúntale si puedes tomar un café con él para hablar acerca de la profesión. Asiste a eventos de alumnos-exalumnos en el campus para conocer exalumnos de tu carrera.

2. Mejora tus perfiles en redes sociales

No esperes hasta la graduación. Hazlo ahora. Los empleadores normalmente eliminan posibles candidatos luego de ver diatribas, fotos inapropiadas, etc. en las redes sociales.

3. Crea o mejora tu perfil de LinkedIn

Si bien muchos estudiantes universitarios sienten que LinkedIn es aburrido en comparación con otras redes sociales, es el lugar al que debes recurrir cuando desarrolles tu profesión y busques un trabajo. Durante el proceso de selección de personal, muchos gerentes de contratación pueden visitar el perfil de LinkedIn para obtener información sobre la experiencia de un candidato; por lo tanto, es importante asegurarse de que tu foto dé una buena primera impresión. Deberías estar solo en la foto —mirando hacia adelante y relajado— y vestido formalmente.

Haz que la presentación de tu Resumen suene como el primer párrafo de una carta de presentación ganadora. Menciona trabajos voluntarios en tu experiencia laboral. En la sección "Aptitudes y Validaciones", menciona palabras clave específicas, que ayudarán cuando los posibles empleadores hagan una búsqueda. Evita el uso de jerga empresarial que pueda ser difícil de entender.

4. Crea una dirección de correo electrónico profesional

Si bien los estudiantes universitarios suelen comunicarse por correo electrónico menos de lo que lo hacen a través de mensajes de texto y redes sociales, en el mundo laboral el correo electrónico aun prevalece. Si tu dirección actual incluye palabras que te hacen sonar menos profesional, deberías crear una nueva dirección para usar en tu vida profesional y tus búsquedas laborales.

5. Actualiza la firma de tu correo electrónico

Haz que la firma de tu correo electrónico sea adecuada para ti cuando inicies una búsqueda laboral. Primero, personaliza la URL de tu perfil público de LinkedIn. Sin personalización, tu URL de LinkedIn es una dirección genérica, generada automáticamente. Con la personalización, puedes incluir tu nombre o tu marca profesional. Una vez que hayas hecho eso, agrega tu dirección de LinkedIn a tu firma de correo electrónico, junto con otra información de contacto. Elimina de tu firma todos los elementos que no den una impresión profesional.

6. Elabora tu argumento de ventas

El argumento de ventas es un mensaje de promoción conciso, cuidadosamente planificado y bien elaborado acerca de tu faceta profesional que puede expresarse con claridad en el tiempo que demoraría subir en un elevador.

Crear tu argumento de ventas te obliga a determinar cuáles son tus aptitudes principales y qué te hace valioso para que cuando alguien diga "Háblame de ti", puedas estar preparado y evites la mirada de desconcierto. Busca una frase atractiva de 15 a 30 segundos. ¡Recuerda sonreír, mirar a los ojos a la persona y (tratar de) relajarte!

7. Actualiza tu currículum

Si bien los currículums en papel no se usan mucho en la actualidad, aun necesitarás un currículum para enviar por correo electrónico a posibles empleadores y para cargar en sitios web de búsqueda laboral. Limítate a una página y opta por la sencillez.

8. Revisa tu calificación de crédito

En la actualidad, no son solo los arrendadores y los concesionarios quienes revisan tu calificación de crédito . Visita annualcreditreport.com para obtener un informe crediticio gratis. Este sitio está patrocinado por las organizaciones de información crediticia Equifax, Experian y TransUnion y permite que los consumidores obtengan un informe, que cubra a las tres, una vez al año. Revisa tu informe para detectar posibles errores que pudieran afectar tu calificación y solicita que se corrijan.

Podría parecer que esto lleva mucho trabajo, pero si comienzas ahora y vas paso a paso, para cuando llegue tu graduación, estarás bien preparado para competir en el mercado laboral sabiendo que te presentas como un profesional.

Avanzar hacia la vida después de la universidad también conlleva nuevas responsabilidades y oportunidades financieras. Nunca es demasiado temprano para conocer los aspectos básicos de las inversiones y prepararte financieramente para el futuro.

Comparte