Seguridad al remodelar tu casa
Obtén una Cotización de seguro de vivienda

Llama al 1-877-On Your Side® (1-877-669-6877) a cualquier hora

Buscar un agente

Búsqueda avanzada Llama al 1-877-On Your Side®
(1-877-669-6877) a cualquier hora

Cómo ocuparte de la seguridad cuando tu casa está en construcción

Precauciones sobre seguridad al remodelar tu casa

Elegir el color de la pintura, administrar tu presupuesto y comunicarte con tu contratista: embarcarse en un proyecto de remodelación del hogar pone a prueba la paciencia. La seguridad es un factor que a menudo se pasa por alto. Aquí te mostramos cómo mantener tu casa segura para tu familia y los trabajadores de la construcción mientras el proyecto está en marcha.

La seguridad no es algo que puedas dar por sentado. La lista de accidentes que ocurren durante la construcción de viviendas y obras de remodelación puede ser aterradora. Según informes de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional, los contratiempos más frecuentes incluyen: trabajadores que caen de escaleras y tejados, lesiones causadas por equipos y caída de escombros, quebraduras por el derrumbe de paredes o pisos, y la lista continúa.

Mantener a tu familia segura mientras están remodelando tu casa requiere dos tácticas:

Valida las credenciales

La mayoría de los constructores te darán referencias de clientes anteriores, pero es inteligente validar sus afirmaciones de forma independiente. La oficina del procurador general de Maine recomienda revisar el historial de códigos de los últimos cinco proyectos completados por el contratista en tu ciudad. No creas ciegamente en lo que pueda decirte tu vecino.

Busca evidencia de que el contratista recibe la autorización del departamento local de edificaciones en cada etapa requerida, incluida la aprobación final: el permiso de ocupación. Sin el permiso de ocupación, el trabajo no está oficialmente terminado, lo que puede causar problemas legales a largo plazo.

La oficina del procurador general de la mayoría de los estados compila y da curso a las reclamaciones sobre violaciones de seguridad de los proyectos de construcción residencial. El sitio web del procurador general de tu estado es el primer lugar al que debes acudir para consultar reclamaciones, demandas y estafas.

Cuanto más específico puedas ser en el contrato, mejor. Por ejemplo, la oficina del Procurador General de Illinois advierte que "si la compañía no pone sus promesas por escrito, se debe buscar una compañía que lo haga".

Consulta el sistema judicial del condado para conocer el historial legal del contratista. Una cosa a tener en cuenta: que la empresa del contratista haya estado en funcionamiento durante el mismo tiempo que el contratista. Si el contratista afirma tener 20 años de experiencia pero ha iniciado y cerrado varias empresas durante ese tiempo, podría estar utilizando tácticas legales para evitar pagar facturas y/o pagarle a los subcontratistas y eludir responsabilidades con los clientes.

Asegúrate de que el contrato de remodelación incluya la totalidad del trabajo, en términos específicos. No aceptes descripciones generales del trabajo que se va a realizar, como "reemplazar el porche". En su lugar, especifica los detalles del trabajo, la calidad de los materiales y la obligación del contratista de cumplir con todas las normas de seguridad estatales, locales y de la compañía de seguros durante el proceso.

Solicita una copia actualizada del seguro de responsabilidad del contratista. La póliza debe cubrir la responsabilidad personal, los daños a la propiedad y la compensación para trabajadores tanto del contratista general como de todos los subcontratistas.

Solicita y guarda una copia del comprobante del seguro del contratista. Un buen lugar para guardar esta documentación es con tu hipoteca y otros títulos de propiedad. Si un contratista aplica un derecho de retención sobre tu propiedad como consecuencia de un daño ocurrido durante un proyecto, es muy probable que aparezca en una búsqueda de título cuando intentes vender tu casa. El comprobante del seguro del contratista será una evidencia invaluable a la hora de rectificar tu título.

Asegúrate de verificar con tu propia compañía de seguro de propiedad para ver qué accidentes relacionados con la construcción cubre o no cubre tu póliza actual. Tal vez tengas que considerar incluir una cláusula adicional que cubra solamente el próximo proyecto. Una vez que se complete el proyecto, debes discutir tu cobertura con tu compañía de seguros para asegurarte de que todavía sea adecuada.

Colaborar con la seguridad

Una vez que hayas encontrado un contratista confiable, habla sobre seguridad con frecuencia y cuanto antes, recomienda David Pekel, presidente de Pekel Construction and Remodeling Inc. de Wauwatosa, Wisc., un vecindario residencial de Milwaukee, y secretario de la National Association of the Remodeling Industry.

La regla más importante es trazar una "zona de seguridad" alrededor de la obra en construcción para evitar que los niños, mascotas, vecinos, familiares o amigos entren en esa zona. El equipo constituye el peligro más obvio, pero también debes estar al tanto del riesgo que representa la manipulación de materiales tóxicos, como el plomo de las cañerías o el lijado. Estos se pueden transferir a otras partes de la casa cuando la familia y las mascotas van y vienen desde la zona de construcción.

Pekel dice que lo mejor es crear nuevos patrones de circulación familiar de antemano —entre ellos, los trayectos hasta las salidas de emergencia— para que las rutinas domésticas sean reencaminadas alrededor de la zona de seguridad. Los profesionales están familiarizados con las características de los sitios de construcción, pero la mayoría de las familias no son tan conscientes de los peligros potenciales, añade. Una estrecha colaboración sobre cómo y cuándo entrar a la zona de trabajo puede garantizar la seguridad de todos.

Remodelar es estresante de por sí. Planificar tácticas de seguridad por adelantado y enseñar a los miembros de la familia a respetar la zona de construcción puede ser una estrategia positiva para hacer frente al caos diario, además de ayudar a garantizar que tus contratistas puedan traducir en resultados palpables todo lo que soñaste para tu casa.

Comparte