Consejos para el primer apartamento
Obtén una Cotización de Seguro de Inquilinos

Recuperar Cotización Guardada Llama al 1-877-On Your Side® (1-877-669-6877) a cualquier hora

Buscar un agente

Búsqueda avanzada Llama al 1-877-On Your Side®
(1-877-669-6877) a cualquier hora

Lo que debes saber antes de alquilar tu primer apartamento

Consejos para el primer apartamento

Alquilar un apartamento por primera vez puede ser intimidante. Firmar un contrato de arrendamiento puede atarte contractualmente a una residencia durante un año o más. Estarás viviendo cerca de personas desconocidas, que pueden ser respetuosas, irritantes o algo entre medio. Podrías tener administradores de la propiedad que responden perfectamente o que se toman años en comunicarse contigo por problemas de mantenimiento. ¿Cuáles son tus responsabilidades en el proceso de búsqueda y arrendamiento? ¿Qué es lo que deberías saber de antemano?

Estos son algunos consejos que te ayudan a encontrar el primer apartamento adecuado para ti:

Conoce tu presupuesto

Mudarte al apartamento de tus sueños pronto se convertirá en una pesadilla si excedes el presupuesto para gastos de vivienda cada mes y no te queda nada para situaciones de emergencia o diversión. Entonces, lo primero que deberías hacer es reducir la búsqueda de apartamento a lugares que se ajustan a tu presupuesto. El alquiler más cualquier servicio público juntos no deberían superar el 28% al 35% de tu sueldo neto. (Ten en cuenta que este porcentaje puede ser mayor si estás en una área metropolitana más grande). Conoce de antemano cuánto dinero necesitarás, en concepto de alquileres desde el primer hasta el último mes, depósito de seguridad y cualquier otro gasto, estacionamiento y demás cargos. Ten a mano ese monto. También necesitarás dinero para comprar cosas para amoblar el apartamento nuevo, como utensilios de cocina y muebles, y ver si puedes asegurar tus pertenencias con un seguro de inquilinos o arrendatarios. Todo esto debería considerarse en tu presupuesto a la hora de buscar apartamentos.

Elige tus servicios

Decide qué servicios es indispensable que tengas, cuáles sería buenos tener y cuáles no necesitas. Si tienes un perro, un lugar donde ir a caminar es obligatorio. Si tus beneficios para empleados incluyen la membresía en un gimnasio, probablemente no necesitas un gimnasio o una piscina. Si no quieres llevar tu ropa a la lavandería del edificio, probablemente necesitas un apartamento con lavadora/secadora. Sé claro con tus prioridades antes de comenzar la búsqueda.

Echa una red amplia

Busca en sitios que enumeran apartamentos o en sitios web de complejos de apartamentos. Pide sugerencias a familiares, amigos y compañeros de trabajo.

Ten cuidado con las estafas

A veces los estafadores copian anuncios legítimos, incluso el nombre del contacto, pero cambian el número de teléfono o el correo electrónico, según la Comisión Federal de Comercio. Si el arrendador te pide que envíes dinero de forma electrónica, te solicita un depósito de seguridad por un apartamento inédito o dice que no está en el país y que trabaja con un agente, mantente alejado.

Varía tus visitas

Visita las unidades de alquiler en diferentes momentos del día y la semana. Ya sea que te mudes a un área nueva o que ya conozcas los patrones de tráfico, ten en claro dónde está el apartamento en relación con tu trabajo y otras actividades. El apartamento podría estar a algunas millas de tu lugar de trabajo, pero es posible que demores media hora para llegar en hora pico. Conoce el vecindario y obtén en la policía local estadísticas de delitos.

Ven preparado

Según el lugar donde quieras alquilar, solicitar y firmar un contrato de arrendamiento puede ser un deporte competitivo. Cuando visites las unidades, ten a mano constancia de ingreso, referencias e identificación con foto. Conoce cuál es tu calificación de crédito y está preparado para pagar una verificación de crédito. Según el complejo o el arrendador, es posible que necesites a alguien que firme como garantía. Lleva a esa persona contigo cuando investigues.

Haz diligencia debida

La emoción de mudarte puede dejarte ciego a los problemas, por eso presta mucha atención cuando evalúes los apartamentos. ¿Qué electrodomésticos están incluidos? ¿Funcionan? ¿Cómo es la calidad del aire? ¿Hay signos de humedad u otros problemas en curso? Descarga los inodoros, revisa los grifos y desagües, y también la calefacción y el aire acondicionado. Si la unidad es "la correcta", tómate un momento para tomar fotos de los problemas preexistentes. Si durante el recorrido percibes que es necesario hacer algunas reparaciones que no están incluidas en el contrato de arrendamiento, consulta al respecto y solicita que las promesas de reparación se plasmen por escrito.

Conoce el proceso de mantenimiento

¿Vive el personal de mantenimiento en el lugar? ¿O usa la administración una compañía de servicios externa? ¿A quién deberías llamar? Si un electrodoméstico falla, ¿quién se ocupa de repararlo y cuánto tiempo tomará la reparación o la entrega de uno nuevo?

Obtén una copia del plano de planta

¿Hay suficiente espacio para tus cosas? Si vas a comprar muebles, ¿qué tamaños tendrán que tener? Abre los cajones y gabinetes para verificar el funcionamiento y el espacio. Asegúrate de que los artículos que necesitan corriente eléctrica puedan estar lo suficientemente cerca de los tomacorriente.

Haz preguntas

Asegúrate de entender otros aspectos del contrato de arrendamiento, incluidos estacionamiento del inquilino y visitas; transporte provisto, si corresponde; disposiciones en materia de visitas, incluidas la duración y la frecuencia de las estadías; horarios de prohibición de ruidos; mascotas y seguridad.

Conoce los posibles nuevos vecinos

Preséntate a las personas que viven cerca y a otros inquilinos antes de firmar. Pregúntales por el arrendador, y cuán resolutivo es con las inquietudes de los inquilinos.

Lee el contrato de arrendamiento

Entender el contrato de arrendamiento podría ahorrarte dolores de cabeza y dinero. ¿Cubre el contrato de arrendamiento solo el alquiler? ¿Qué servicios, si hubiere, están incluidos? El contrato de arrendamiento debería especificar los cargos por mora y cuándo comienzan a correr; dónde pagar el alquiler y a quién. También debería dejar en claro cuánto tiempo antes tienes que avisar si decides mudarte una vez que termine el contrato y cuáles serán tus responsabilidades en ese momento (por ejemplo, es posible que necesites mostrar un recibo de una limpieza realizada por un profesional). Además, querrás saber qué afecta al depósito de seguridad así como cuándo se te devolvería. Esa información debería incluirse en el contrato de arrendamiento. Corrobora que lo dispuesto en el contrato de arrendamiento coincida con lo acordado verbalmente. Recuerda averiguar cuáles son las reglas para terminar el contrato de arrendamiento. ¿Cuánto costará?

Si no estás seguro respecto a tu situación a largo plazo, fíjate si está disponible una opción a corto plazo, de seis o nueve meses. También familiarízate con las disposiciones respecto a subalquilar.

Investiga

Conoce tus derechos como inquilino. Las leyes varían, pero cada estado y muchas municipalidades tienen leyes específicas que rigen las relaciones entre arrendador e inquilinos. Visita el sitio Derechos de los Inquilinos del gobierno federal que tiene enlaces específicos para tu estado.

Una póliza de seguro de arrendadores no cubrirá la propiedad personal del inquilino, entonces es una buena idea obtener un seguro de inquilinos. Consulta esta sección de preguntas frecuentes sobre seguro de inquilinos o arrendatarios - y solicita tu cotización de seguro de inquilinos hoy mismo a Nationwide.

Comparte