Cobertura de seguridad digital para negocios

4 pólizas de seguro para pequeñas empresas para proteger tus operaciones digitales

Hombre revisando papeles frente a una laptop

Es raro encontrar una pequeña empresa que no lleve a cabo al menos algunas de sus transacciones y comunicaciones en línea. Las computadoras, tablets y otros activos digitales son el pilar de las pequeñas empresas modernas.

Es por ello que es tan importante asegurar el hardware, software y datos que permiten que tu pequeña empresa funcione sin inconvenientes. Sin dicha cobertura, corres el riesgo de perder las herramientas e información más importantes. Estas son 4 clases diferentes de seguros que debes considerar para mantener a salvo las operaciones digitales de tu negocio:

1. Póliza para Dueños de Negocios (BOP)

Una póliza para dueños de negocios incorpora múltiples formas de seguros en un paquete simple, ofreciéndote protección contra una variedad de riesgos digitales. Puedes personalizar tu BOP con las diferentes opciones de cobertura que se listan a continuación.

2. Seguro de Propiedad Comercial (seguro de propiedad para negocios)

Sin un hardware que funcione correctamente, es casi imposible llevar a cabo operaciones comerciales de una manera rápida y eficiente. Con una póliza de seguro de propiedad comercial básica puedes proteger los activos físicos de tu negocio de incendios o explosiones, robo y vandalismo, además de daños provocados por vehículos o aviones.

Si tus equipos como una computadora se daña o te la roban, puedes recibir un pago en base a su costo de reposición o valor real en efectivo. Otro beneficio adicional: tus activos están protegidos ya sea que la propiedad sea tuya o arrendada.

3. Seguro de responsabilidad cibernética

La confianza de tus clientes es crucial para la reputación de tu negocio. De modo que si un ataque cibernético expone la información personal de tus clientes a los hackers, es muy probable que a tu negocio le cueste recuperarse. Es una idea aterradora que se hizo demasiado real para muchos propietarios de pequeñas empresas. Según Nationwide, el 55% de las pequeñas empresas en los EE. UU. ha experimentado por lo menos una filtración de datos y el 53% ha experimentado más de una.

El seguro de responsabilidad cibernética no solo protege tus datos electrónicos y sistemas informáticos de ataques cibernéticos, sino también la información de tus clientes. La cobertura por divulgación de datos resguarda la información de los empleados y clientes en el caso de que sea hackeada, robada o expuesta de otra manera como resultado de un error de procedimiento.

Otro componente, la protección de recuperación de identidad, ayuda a las víctimas de robo de identidad a recuperarse de la vulneración de su información personal. Te reembolsa los gastos, incluidos los salarios perdidos y honorarios legales. Por último, el seguro de responsabilidad cibernética protege a tu pequeña empresa de daños relacionados con virus y otros ataques informáticos.

4. Seguro contra avería de equipos (seguro de calderas y maquinarias) o Cobertura para el Procesamiento de Datos Electrónicos

Cuando el hardware deja de funcionar, tu pequeña empresa puede paralizarse. Dependiendo del equipo que se averíe, puedes verte incapacitado para enviar pedidos, comunicarte con clientes o recuperar datos. Existen distintas maneras para que esto suceda. Un sobrevoltaje podría hacer que tu red informática deje de funcionar o podría producirse un cortocircuito en el sistema eléctrico, forzando a tu negocio a detenerse hasta que puedas restablecer el suministro de energía. El seguro contra avería de equipos te ayuda a recuperarte de interrupciones relacionadas con fallas en el hardware para que puedas volver a tus operaciones comerciales normales.

No dejes que tu pequeña empresa sufra cuando fallen los equipos. El seguro contra avería de equipos te reembolsará por el tiempo y la mano de obra involucrados en el reemplazo o reparación de equipos dañados. También cubrirá pérdidas de ingresos y otros gastos en los que incurras por poner en pausa a tu negocio. Habla con tu agente para encontrar las mejores opciones para cubrir a tu pequeña empresa.


Comparte