Ferias de intercambio de autos clásicos
LLAMA AL 1-888-891-0265 OBTÉN UNA COTIZACIÓN AHORA Buscar un agente

Búsqueda avanzada Llama al 1-855-Drive-Classic
(1-855-374-8325)

Aprovecha al máximo las ferias de intercambio de autos y piezas

Ferias de intercambio de autos clásicos

Buscar piezas para autos no chocados para un auto clásico o antiguo puede ser un desafío emocionante, y tal vez hubo momentos en los que te preguntaste dónde comprar las piezas para autos clásicos que necesitas. Puedes encontrar algunas piezas en línea, pero tendrás que buscar bien para asegurarte de conseguir la pieza que necesitas para tu inversión.

Las ferias de intercambio de autos clásicos son lugares excelentes para buscar las piezas que necesitas o los accesorios que quieres, y al mismo tiempo posiblemente puedas relacionarte con expertos. Las ferias son parecidas a una búsqueda del tesoro. A diferencia de una tienda minorista, una feria de intercambio de autos y piezas por lo general tienen mesas, cajas y contenedores con piezas que, dependiendo del vendedor, variarán en su nivel de organización. Aunque vayas para buscar una pieza, nunca sabes qué más podrías comprar.

Prepárate con estos consejos para conocer las ventajas y desventajas de una feria de intercambio de autos clásicos.

Qué debes saber si las visitas

Si eres nuevo en las ferias de intercambio de autos clásicos, aquí te mostramos varios consejos para aprovechar la experiencia al máximo.

  1. Escribe una lista


    Números, fotos o incluso dibujos de la pieza pueden ser útiles en el proceso de compra. En un mundo de piezas, algunos artículos pueden parecer similares. Escribe toda la información que puedas para asegurarte de llevar las piezas que necesitas. Saber bien cómo se ven tus piezas puede facilitarte la búsqueda. También es más fácil preguntar al vendedor u otro profesional relacionado con autos si es el componente adecuado o no.
  2. Lleva dinero en efectivo


    Algunos vendedores pueden aceptar pagos con tarjeta de crédito, pero la mayoría prefiere el dinero en efectivo, por eso es mejor que lleves una buena suma. Es mejor tener dinero de más en el bolsillo que no poder comprar una pieza que deseas.
  3. Tómate un tiempo


    Las ferias de intercambio no siempre son eventos en los que entras y sales rápidamente. Prepárate para recorrer y buscar tus piezas y hablar con los vendedores. Busca piezas en buen estado que tengan un precio razonable. Algunas mesas puedes estar prolijamente organizadas, pero otros vendedores pueden tener un montón de piezas en una caja o contenedor. Con una búsqueda minuciosa puedes conseguir hallazgos extraordinarios, pero te tomará más tiempo que en una tienda de piezas para autos.
  4. Lleva las herramientas adecuadas


    Además de las notas que tengas, lleva papel y lápiz para tomar notas sobre artículos que te interesan pero que no estás listo para comprar. De esa forma, recordarás la mesa o el puesto al que tienes que volver. Una cinta medidora te permitirá asegurarte que la pieza tenga el tamaño correcto, y es bueno llevar un par de guantes de trabajo para manipular piezas sucias o buscar en contenedores y cajas.
  5. Piensa qué harás con las piezas que compras


    ¿Necesitas una caja o una mochila para transportarlas? Si compras una pieza grande o tienes idea de comprar varias piezas, piensa cómo vas a llevarlas de un lado a otro por la feria. Puedes llevar un carrito plegable para que te sea más fácil. Tal vez tengas que organizar el transporte de las piezas más grandes a tu casa, como el envío de un motor. Es posible que los vendedores de la feria no hagan envíos de artículos grandes o pesados. Comunícate con una compañía de fletes antes de asistir a la feria si crees que comprarás guardabarros, paneles de puertas, un motor u otra pieza grande o con una forma peculiar. Verifica si la compañía de transporte puede embalar los artículos o si tienes que embalarlos antes de que la compañía los recoja.
  6. Busca piezas originales de fábrica


    Las piezas originales fueron producidas por el fabricante original del auto, y no por un tercero. Por lo general, estas piezas se adaptan perfectamente porque fueron hechas para las especificaciones y medidas exactas. Las partes no originales o alternativas, hechas por otras compañías, tal vez no se ajusten con precisión, aunque son generalmente similares a los artículos originales en cuanto al nivel de calidad. Pregunta al vendedor si las piezas que te interesan tienen garantía. Y, si eliges piezas originales, recuerda preguntar a tu asegurador sobre una póliza que cubra los precios más elevados de estos componentes una vez que estén instalados en tu vehículo.

Listos, preparados, a comprar

Ahora que estás totalmente preparado, lo único que queda es ir a la feria de intercambio. Si llegas temprano tendrás la mejor selección, pero si vas más tarde o cerca del horario de cierre del evento es probable que los vendedores estén más dispuestos a bajar sus precios.

Por último, lleva a alguien que te acompañe. Llevar a un amigo o a otro fanático de los autos puede hacer que el día sea aún más divertido, y también tendrás a alguien que te ayude con tu búsqueda.

Cuando tengas tu auto clásico listo, tendrás que proteger tu inversión con un seguro. Comunicarse con Nationwide para obtener más información.

Comparte