Tomar Medidas de Protección para Niños en tu Casa
Obtén una Cotización de seguro de vivienda

Llama al 1-877-On Your Side® (1-877-669-6877) a cualquier hora

Buscar un agente

Búsqueda avanzada Llama al 1-877-On Your Side®
(1-877-669-6877) a cualquier hora

Cómo Proteger a tus Hijos con Estos Consejos de Seguridad en el Hogar

cómo hacer tu vivienda segura para niños

Sigue estos consejos para ayudar a proteger a los niños en tu casa.

Actúa como un niño

Explora tu casa al nivel de un niño, ponte de rodillas y muévete por cada habitación. Pregúntate qué se ve tentador y qué hay a tu alcance (entre el piso y unas 40 pulgadas por encima). Elimina o asegura cualquier elemento que pudiera ser peligroso.

También busca en las alfombras peligros ocultos como alfileres, monedas u otras cosas con las cuales un niño pueda atragantarse.

Coloca números de emergencia junto a todos los teléfonos

Revisa las leyes estatales para conocer a qué edad tu hijo se puede quedar solo en casa. Luego, educa a tu hijo para que esté seguro mientras no estás. Asegúrate de que tus hijos tengan un fácil acceso a esta información:

Establece reglas para la casa

Establece reglas para la casa y asegúrate de que tu hijo se sienta bien con ellas. Algunas pautas comunes:

Si tu hijo se queda en casa solo después de la escuela, acuerden un procedimiento de registro diario. Establece un horario para llamar a tu casa o que tu hijo te llame. Indica a tu hijo cómo comunicarse contigo y a qué hora regresarás a tu casa al finalizar el día.

Recorran la casa juntos

Recorre tu casa y señala posibles peligros a tu hijo, como aparatos eléctricos y equipos de calefacción. Indícale qué electrodomésticos y dispositivos electrónicos puede y no puede usar cuando no estás en casa (por ejemplo, el horno de microondas sí, pero el horno no).

Asegúrate de que tu hijo conozca la ubicación de las alarmas de humo y los detectores de monóxido de carbono. Además, asegúrate de que conozca el plan de escape familiar en caso de incendio. Recuérdale que salga de la casa de inmediato si suena una alarma y que llame al departamento de bomberos desde el teléfono de un vecino.

Prepara con anticipación algún bocadillo o una comida para tu hijo, preferentemente, algo que no necesite calentarse. Si tu hijo debe usar la estufa o el horno, recuérdale que nunca deje una olla sola mientras cocina y que controle que la estufa, el horno o el fuego esté apagado cuando termine.

Comparte