Mitos sobre el seguro de auto
Cotiza un seguro de auto

Recuperar Cotización Guardada Llama al 1-877-On Your Side® (1-877-669-6877) a cualquier hora

Buscar un agente

Búsqueda avanzada Llama al 1-877-On Your Side®
(1-877-669-6877) a cualquier hora

6 ideas erróneas frecuentes acerca del seguro de auto

¿Es más costoso asegurar un auto rojo?

¿Qué afecta el precio de un seguro de auto y qué papel desempeña tu historial de conducción en el seguro? Cuando se trata de comprender cómo se calculan las primas, varias ideas erróneas podrían afectar tus decisiones a la hora de comprar un auto. Pero el hecho es que muchas no son ciertas.

A continuación, encontrarás una lista de las ideas erróneas más frecuentes y cierta información para que puedas tomar una decisión informada al elegir tu seguro de auto.

1. Es más costoso asegurar un auto rojo que uno de otro color

¿Es más costoso asegurar un auto rojo? Si bien se cree que es más costoso asegurar un auto rojo, el color no es un factor determinante para calcular la prima del seguro. La marca y el modelo de un auto sí influyen, pero no el color.

2. Cuanto más costoso es el auto, más costoso es el seguro

El precio de compra no afecta tanto el costo de la prima como sí lo hacen los costos de reparación. La prima de seguro de algunos autos de precio medio es más costosa que la de los autos de lujo porque tienen un historial más extenso de pérdidas o porque sus costos de reparación pueden ser más elevados. Siempre consulta a tu agente de seguros antes de comprar un auto para que no te sorprenda la nueva prima.

3. Si recibes una multa de tránsito, el precio de tus primas aumentará automáticamente

Si bien recibir una multa no es algo bueno, si tu infracción es leve y tienes un historial sin antecedentes, es posible que no incremente tu prima. De hecho, en algunos estados puedes tomar clases para reducir o eliminar la cantidad de puntos de tu licencia, lo que reducirá la prima. Sin embargo, recuerda que tus primas pueden verse afectadas si tienes varias multas de tránsito.

4. Se puede tener solo un seguro de responsabilidad con el mínimo exigido por el estado

Aunque la mayoría de los estados requieren que los conductores tengan un seguro de responsabilidad con un cierto monto, es posible que ese monto no sea suficiente si tienes un accidente. Comprar el monto mínimo implica que si tienes un accidente, pagarás más gastos extra, que pueden ser muy elevados. Habla con tu agente para determinar el monto adecuado para ti según tus hábitos de conducción y tu situación financiera particular.

5. Tu crédito no afecta las primas del seguro

Se pueden tener en cuenta muchos factores a la hora de calcular las primas de tu seguro, como tu edad, historial de conducción e historial de reclamos. Otro factor es tu historial crediticio, que indica cuán rápido cancelarás un préstamo.

La mayoría de los estados permiten que las compañías de seguro utilicen la calificación de crédito para fijar las primas porque las personas con calificaciones más altas tienden a tener menos accidentes. Eso significa que implican un costo menor para las compañías de seguro.

6. El seguro integral cubre todo

El seguro integral cubre muchas cosas, pero está diseñado para eventos que otros tipos de seguro en tu póliza no cubren, como una colisión o un conductor sin seguro. Lo necesitarás para eventos como un incendio, fenómenos meteorológicos, como granizo e inundaciones, o una colisión con un animal. Es decir, cubre daños en tu auto en un evento que no sea una colisión.

La verdad de la cuestión

Hay factores que afectan tus primas que es posible que no tengas en cuenta. Estos incluyen las características de seguridad incluidas en tu auto; cuándo, dónde y cuánto conduces, e incluso dónde lo estacionas durante la noche.

También puedes cambiar la prima que pagas con beneficios como un descuento por buen conductor, un descuento para varias pólizas con la misma compañía y un descuento para buenos alumnos, si eres adolescente.

En resumen: siempre es bueno consultar a tu agente de seguros para ver para qué descuentos puedes ser elegible y qué factores puedes controlar para cambiar el precio de tu prima del seguro.

Comparte