Fundamentos de la póliza para vehículo comercial

Información sobre las pólizas de seguro de vehículo comercial

¿qué es el seguro de auto comercial?

Si estás considerando una cobertura de seguro de auto para tu negocio, es importante que comprendas los aspectos básicos de una póliza de vehículo comercial. Cuanto más sepas, más fácil será comparar las coberturas y tomar una decisión informada. Infórmate sobre el seguro de vehículo comercial de Nationwide y pide tu cotización gratuita en línea o por teléfono.

Anatomía de una póliza de seguro de auto comercial

Cada póliza de seguro de auto comercial tiene tres partes básicas:

Seguro por daño físico: Incluye cobertura por colisión y cobertura integral

Seguro de responsabilidad civil: Incluye daños corporales, daños a la propiedad y protección para conductor sin seguro o con seguro insuficiente

Otras coberturas: Incluye pagos médicos, remolque y mano de obra, reembolso de alquiler, y cobertura para auto en préstamo o de déficit

Cosas específicas que cubre

Seguro por colisión
Paga los daños de tu vehículo si chocas contra otro vehículo, si otro vehículo te choca o si tu vehículo vuelca, sin importar de quién es la culpa. La cobertura de colisión puede ser requerida si tu vehículo es financiado o arrendado

Seguro integral
Paga por los daños de tu vehículo no ocasionados por un accidente. Dichas causas pueden incluir robo, inundaciones, vandalismo, terremotos, incendios o daños causados por aves u otros animales

Seguro de responsabilidad civil
Cubre daños corporales a terceros y daños a la propiedad ocasionados a otro vehículo, si eres el responsable de un accidente. La cobertura de daños corporales paga gastos médicos y pérdida de salarios y tus gastos legales si se entabla una demanda en tu contra debido a un accidente

Cobertura contra conductores sin seguro
Paga por tus daños corporales o los daños a la propiedad si te choca un conductor sin seguro o, en algunos estados, un conductor no identificado

Cobertura contra conductores con seguro insuficiente
Te protege en caso de que el conductor responsable no cuente con un buen seguro de responsabilidad civil para pagar tus facturas, a menos que vivas en un estado sin culpa, donde la póliza de seguro de auto de cada uno de los conductores responde por las pérdidas que afectan a cada uno en forma particular

Opciones y agregados

Además de estos tres componentes básicos, puedes personalizar tu póliza de vehículo comercial con las siguientes coberturas (también llamadas endosos):

Asistencia en Carretera
Te protege cuando surgen problemas que por lo general no están incluidos dentro de la póliza de vehículo comercial. Como por ejemplo no poder abrir tu auto, baterías sin carga o neumáticos ponchados

Cobertura de costo de reposición de vehículo nuevo
Reemplaza tu vehículo en caso de pérdida total con un vehículo nuevo o comparable. También brinda cobertura de déficit por cualquier importe que puedas adeudar y que supere el valor en efectivo actual de tu auto

Cobertura de daño físico con pérdida de uso en auto contratado
Cubre daños integrales y por colisión para vehículos arrendados o alquilados, así como otras obligaciones contractuales con la compañía de arrendamiento o alquiler

Cobertura de arrendamiento o préstamo de auto
Cubre la diferencia entre el monto sin pagar del préstamo o arrendamiento y el valor real en efectivo del vehículo, en caso de que se declare una pérdida total después del accidente

Remolque adicional
Brinda cobertura de remolque superior a lo que cubre tu póliza de vehículo comercial estándar. También cubre remolques, problemas de arranque y otras reparaciones menores de asistencia en carretera

Reembolso de alquiler
Paga el alquiler de un auto, hasta los límites de tu póliza, para que tengas un medio para trasladarte después de un accidente

Cobertura de pagos médicos o protección contra daños personales
Paga los gastos médicos si tu seguro de atención médica, o la de los pasajeros, no cubre los costos

¿Listo para comenzar?

Pide una cotización en línea o busca un agente y habla con nosotros. Empieza a proteger tu empresa o flota de vehículos comerciales hoy mismo.

Comparte